Una imagen de la urna alternativa, sobre la que finalmente se utilizó
Una imagen de la urna alternativa, sobre la que finalmente se utilizó

Revelan la alternativa que preparó el independentismo por si la Policía encontraba las urnas del 1-O

Un exconsejero de Puigdemont difunde imágenes del «plan B» en pleno juicio al «procés»

BarcelonaActualizado:

El independentismo atesora las urnas blancas con el logotipo de la Generalitat de Cataluña en las que se votó durante el referéndum ilegal del 1-O como uno de los símbolos de la fallida consulta secesionista. En las semanas previas al día de la votación, las especulaciones sobre si habría urnas y acerca de dónde y quién las escondía fueron una constantes en Cataluña.

Finalmente, los participantes en el supuesto «referéndum de autodeterminación» votaron en unas urnas de plástico que llegaron a los «colegios electorales» después de pasar días arriba y abajo, de Francia a las casas de muchos activistas y, de allí, a las mesas. Sin embargo, según ha revelado este martes el exconsejero de Cultura de Carles Puigdemont Lluís Puig (fugado a Bélgica con el expresidente), la Generalitat tenía un «plan B», por si el Estado encontraba las urnas.

«Parece que había un plan B, con urnas de repuesto», ha señalado Puig tras compartir una imagen de la supuesta urna alternativa que prepararon los responsables de la consulta. A continuación, el exconsejero -quien actualmente trabaja para el Govern a través de un cargo remunerado y de elección directa- lanza una batería de soflamas independentistas: «Votar no es delito», «tampoco las encontraron».