Una imagen del concejal tras sufrir la agresión
Una imagen del concejal tras sufrir la agresión

Radicales independentistas agreden a un concejal de Ciudadanos en Gerona

El edil recibe el impacto de un objeto durante un acto en Torroella que los secesionistas trataron de boicotear

BarcelonaActualizado:

Ciudadanos ha denunciado esta mañana la agresión a un concejal del partido en un acto en Torroella de Montgrí (Gerona) por parte de radicales independentistas que habían llamado a boicotear la convocatoria. En concreto, el concejal Sergi Atalaya ha recibido el impacto de un objeto, probablemente una lata de cerveza, lanzado desde la zona donde varias decenas de personas se habían concentrado para tratar de boicotear el acto.

En un mensaje en su cuenta de Twitter, el portavoz de Ciudadanos en el Parlament ha denunciado lo sucedido. "Hoy en Torroella de Montgrí, uno de nuestros compañeros ha sido brutalmente agredido. Hemos vuelto a sufrir el odio y la intolerancia de los CDR apoyados por Torra. Las amenazas y los insultos no van a hacer que dejemos de visitar cada pueblo de Cataluña". También ha colgado un video.

También se ha manifestado al rsepecto el líder de Ciudadanos, Albert Rivera: "El odio separatista vuelve a actuar en Cataluña. Esta vez los totalitarios le han partido la cara a nuestro compañero @sergiatalaya y han acosado a los que defendían la libertad en Torroella de Montgrí. Todo mi apoyo, compañeros, los nacionalistas #NoNosCallarán."

Con anterioridad a la celebración del acto, el grupo independentista La Forja había llamado desde las redes sociales a reventar la convocatoria, alertando de que "el fascismo quiere visitar Torroella". "No son bienvenidos, no pasarán". Los Mossos se desplegaron en la localidad e hicieron un cordón para separar ambos grupos.

Carrizosa, además de denunciar la agresión al citado concejal, ha dicho que ha recibido tres golpes en la cabeza. Carrizosa, en declaraciones recogidas por Efe, ha recordado que en las últimas elecciones autonómicas su partido logró casi el 20% de los apoyos y ha lamentado que "los intolerantes" quieran "echarlos del pueblo" y hacer que "algunos de sus conciudadanos se sientan extraños en esta tierra".

Asimismo, ha denunciado que el consistorio no les haya permitido instalar una carpa informativa donde pedían a pesar de que, ha asegurado, otras entidades del soberanismo como ERC o una recogida de firmas para pedir la libertad de los políticos encarcelados sí obtuvieron ese permiso.

"Hasta el último pueblo de Girona es tan español como la misma Castellana de Madrid", ha declarado Carrizosa, que ha denunciado que la Generalitat está haciendo "el trabajo sucio a estos intolerantes" y ha lamentado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, mire "para otro lado" y busque "pactar con quienes no respetan los derechos y las libertades en España".