Quim Torra, el jueves, durante la toma de posesión como presidente de la Generalitat
Quim Torra, el jueves, durante la toma de posesión como presidente de la Generalitat - AFP

Quim Torra pide por carta una reunión a Rajoy para dialogar «sin condiciones ni límite temporal»

El presidente catalán remarca que defenderá el proyecto político «fiel a la expresión» del 1 de octubre

BARCELONAActualizado:

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha enviado una carta al jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, para pedirle una reunión para «empezar el diálogo mañana mismo, sin condiciones y sin límite temporal»,aunque remarca que defenderá el proyecto político «fiel a la expresión» del 1 de octubre.

En la misiva, Torra subraya que ha querido enviar su primera carta como presidente a Rajoy porque cree que existe «un conflicto político» entre Cataluña y el Estado que se debe abordar «únicamente desde la política».

«Estoy dispuesto a empezar este diálogo mañana mismo» y que sea «sin condiciones, con el respeto institucional mutuo debido, con la predisposición a hablar de todo, sin límite temporal, y con el formato que convengamos más oportuno», remarca el nuevo presidente catalán.

Torra, después de tomar posesión ayer, se abre a hablar de todo y sin condiciones pero, en la carta, subraya que el proyecto político que defenderá es «el que avaló la mayoría de los ciudadanos el pasado 21 de diciembre, fiel a la expresión democrática del 1 de octubre y a su resultado», en alusión al objetivo de la independencia y al referéndum ilegal del 1-O.

El nuevo presidente de la Generalitat también hace hincapié en las circunstancias «excepcionales» en Cataluña, por la existencia de políticos catalanes, a los que califica de «demócratas y honorables» y «en plenitud de derechos políticos», que hoy en día se encuentran «en situación de prisión preventiva o en el exilio».

Torra garantiza que el diálogo será «uno de los conceptos importantes de esta legislatura», porque tiene la convicción de que es «la mejor manera de avanzar».

También manifiesta que las prioridades de su Govern -aún por constituir- serán «el progreso, la cohesión social, la prosperidad económica y la defensa de la democracia y los derechos fundamentales», con el fin de construir «un país mejor y para los 7,5 millones de catalanes».

Torra indica que Cataluña es un país «diverso, cívico, respetuoso y profundamente comprometido con los valores democráticos», que además «aspira legítimamente a disponer para el futuro de mejores oportunidades para todos los catalanes».