El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en el Parlament
El presidente de la Generalitat, Quim Torra, en el Parlament - EFE

Quim Torra exige la dimisión de Borrell por «espiar» las embajadas catalanas: «Se han pasado de frenada»

El presidente catalán critica la vigilancia que hace el servicio diplomático de las acciones de las delegaciones catalanas en el exterior

BarcelonaActualizado:

«No es que las cloacas bajen llenas, es que están colapsadas». El presidente de la Generalitat de Cataluña, Quim Torra, se ha mostrado indignado este miércoles al pedir la dimisión del ministro de Exteriores en funciones, Josep Borrell, por el supuesto espionaje que hacen las embajadas a las delegaciones exteriores del gobierno catalán. «Se han pasado de frenada», ha afirmado en el Parlamento catalán.

Torra ha criticado con dureza la vigilancia que el Ministerio de Exteriores ha reconocido hacer de cualquier actividad que pretenda menoscabar la imagen de España y cualquier intento de impulsar el proyecto independentista del Gobierno de Cataluña desde su «embajadas». Torra ha advertido de que es un hecho «gravísimo». «Se ha espiado no solo a las delegaciones sino a diputados y periodistas extranjeros y se tienen que asumir las responsabilidades por este escándalo», ha juzgado.

Asimismo, el presidente autonómico ha afirmado que van a exigir la dimisión del ministro aunque previsiblemente este no seguirá en el cargo tras ser designado nuevo alto representante para la Política Exterior de la Unión Europea. «Tendrán toda la reacción por parte del Govern», ha señalado. Después de la sesión de control, Torra se ha encerrado en su despacho del Parlament junto con el vicepresidente del Govern, Pere Aragonès, la consellera de Presidencia, Meritxell Budó, y el titular de Acción Exterior, Alfred Bosch, para analizar la situación.