El Rey Don Felipe saluda al presidente de la Generalitat - ABC | Vídeo: La carta de Torra a Sánchez EP

Quim Torra arremete contra el Rey y se reafirma en su ultimátum de un mes a Sánchez

El presidente mandó cartas al papa Francisco y al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump

BarcelonaActualizado:

La estrategia errática de Quim Torra sigue dando vueltas sobre dos elementos: el ultimátum al presidente Pedro Sánchez y los ataques constantes a la Casa Real. En las últimas horas, el «president» ha insistido en ambas líneas. Así las cosas, Torra ha reafirmado su cuenta atrás para el Gobierno con fecha límite en noviembre. Paralelamente, ha arremetido de nuevo contra el Rey Don Felipe.

«Un año del discurso del Rey de España que amparó la violencia del 1-O. Un año del "Así, no" del presidente Carles Puigdemont. Un año esperando disculpas. Hoy, el 80% de los catalanes ya no considera la Monarquía una institución propia», ha afirmado Torra en un mensaje en sus redes sociales que acompañó con una imagen del Monarca mientras recordaba el mensaje a la nación que hizo el Jefe del Estado tras el referéndum ilegal del 1-O y la huelgaque se vivió Cataluña en los días posteriores.

Paralelamente, y también en las redes sociales, Torra reiteró su amenaza al Ejecutivo socialista, ahora, con forma de exigencia de un referéndum acordado con el Estado. A pesar de que en las últimas horas quedó demostrado que la petición lanzada por el sucesor de Carles Puigdemont no contaba con el respaldo de los suyos -ERC hizo caso omiso a la propuesta y el PDECat explicitó su incomodidad-, Torra insistió en sus exigencias.

«Nosotros mantendremos siempre las puertas abiertas a la negociación con España y a la mediación internacional. Pero, como dije ayer (por el martes día 2), el independentismo dejará de dar al presidente Sánchez cualquier tipo de estabilidad en el Congreso a partir de noviembre», advirtió en otro post en las redes sociales, donde el presidente se desenvuelve con más soltura que ante la prensa o subido en la tribuna del Parlamento.

Con este mensaje, el máximo responsable de la Generalitat se enmendó a sí mismo, no en vano, en una carta mandada al Gobierno este miércoles por la tarde, el presidente evitaba hacer referencia a la fecha límite que él mismo puso sobre la mesa y se limitó a buscar un momento para hablar en profundidad con Sánchez sobre el supuesto derecho a la «autodeterminación» de los catalanes.