Puigdemont en la Universidad de Copenhague
Puigdemont en la Universidad de Copenhague - EFE

Puigdemont arremete contra la UE y niega las acusaciones de populismo de los académicos daneses

El expresidente asegura que su proyecto no es «identitario» y niega las acusaciones de populismo d

Puigdemont dice que está en juego «el ideal de democrácia» en toda Europa

ABC.ES
BARCELONAActualizado:

El expresidente Carles Puigdemont ha utilizado su participación en un debate universitario en Copenhague para criticar repetidamente la Unión Europea mientras esquivaba las acusaciones de tener un discurso «identitario» y «populista». En este sentido, el exalcalde de Girona ha asegurado que la gran mayoría de los catalanes son «todavía proeuropeos», pero ha advertido de que no se pueden cerrar los ojos ante los «errores» de la UE, a cuyas instituciones ha acusado de usar diferentes estándares según los países.

«¿Qué es populismo? ¿Alguien que no esté de acuerdo con lo que quiere el PP y las instituciones europeas?», ha afirmado Puigdemont. «La democracia no es solo escuchar a la gente, pero es una parte», ha agregado el expresidente cesado ante un auditorio trufado de académico daneses de ciencias políticas que dudaban de los tintes «identitarios» del discurso del secesionismo catalán.

En su intervención Puigdemont también ha asegurado que la Unión Europea «fracasa» cada vez que tiene que hacer frente a una crisis y ha comparado el caso catalán con los casos de «Grecia o Ucrania». Asimismo, ha pedido que el derecho comunitario se aplique igual a todos los países miembros y ha calificado como «incomprensible» que la Unión tenga más influencia sobre los países «antes de ser miembros» que después de integrarlos en su club.

«Lo que está en juego es el ideal de democracia en toda Europa», ha enfatizado Puigdemont antes de poner en valor el resultado del bloque independentista en los comicios autonómicos del 21 de diciembre. A su juicio, evitar su investidura supondría decir que votar en unas elecciones «es inútil».

Finalmente, Puigdemont también ha señalado que ve ofensivo afirmar que su impulso del proceso soberanista busque la «balcanización de Europa» porque, a su juicio, siempre ha actuado con un espíritu democrático.