Momento del programa de Tv3tv23
Momento del programa de Tv3tv23 - ABC

Polémica por la emisión en TV3 de un documental que fiscaliza el uso del catalán en los patios de los colegios

«Pura propaganda pro-monolingüismo obligatorio», lamenta la profesora Mercè Vilarrubias

BarcelonaActualizado:

La televisión autonómica catalana TV3 emitió ayer en horario de máxima audiencia un documental centrado en alertar sobre la transmisión generacional del catalán. «La fase terminal ya se vive en los extremos del dominio lingüístico: en buena parte de la Cataluña Norte (Francia) y el sur del 'País Valencià'. En solo cien años se ha borrado el catalán de pueblos y ciudades que habían llegado a ser monolingües en esta lengua», advertía la cadena en la nota promocional del film.

El documental, emitido dentro del programa '30 minutos', afirmó que ciertos «indicadores» podían mostrar la «decadencia» inminente de la lengua catalana. «Aunque la escuela blinda la lengua con la inmersión, el catalán es residual en el ocio de los niños y los adolescentes. Esto se ve en los patios de las escuelas, donde la alternancia de lengua es continua, pero también en la transformación del mundo audiovisual», resaltaban los responsables del programa.

Asimismo, desde «Llenguaferits» (lengua-heridos) lamentaban que los catalanohablantes renunciaran a su lengua en cualquier situación «de conflicto» y en su relación con los inmigrantes. El formato contó con las versiones de filólogos como María Carme Junyent, Pau Vidal, Francesc Xavier Vila o Neus Nogué, así como músicos, escritores y ciudadanos anónimos, tanto inmigrantes como catalanohablantes de las zonas donde, según el programa, «se ha borrado cualquier huella de catalán».

«Pura propaganda»

La emisión del espacio provocó críticas en las redes por su visión sesgada de la cuestión lingüística en Cataluña. La escritora y lingüísta Mercè Vilarrubias calificó el formato de «propaganda processista». «No saldrá el término derechos lingüísticos en los 30 minutos de programa. Ni una sola vez. Antes de verlo ya lo sabemos. Y un reportaje sobre las lenguas que no habla de derechos lingüísticos es pura propaganda pro-monolingüismo obligatorio», aseguró en las redes sociales.