El presidente catalán, Quim Torra, en el Parlament - EP

El Parlament insta a Quim Torra a convocar elecciones o someterse a una moción de confianza

Junts per Catalunya y ERC se quedan solos defendiendo la gestión del presidente catalán

Barcelona Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El gobierno de la Generalitat se ha quedado solo este jueves defendiendo la gestión del presidente catalán, Quim Torra. Así las cosas, el pleno del Parlament ha aprobado una moción del PSC que pide al presidente del ejecutivo autonómico que convoque elecciones o se someta a una cuestión de confianza ante la «inoperancia» demostrada a lo largo de los últimos tiempos.

La iniciativa contra Torra ha prosperado con los 62 votos del PSC, Ciudadanos, PP y los comunes. Los 61 votos que tienen Junts per Catalunya y ERC en el Parlament han sido insuficientes para frenar esta «reprobación» del presidente. Por su parte, los cuatro diputados de la CUP -formación que permitió la investidura de Torra- no ha participado en la votación.

«El Parlament constata la inoperancia del Govern de la Generalitat, la ausencia de presupuestos para el año 2019 y la pérdida de la mayoría parlamentaria», reza la moción de los socialistas. Asimismo, el texto denuncia «la falta de respeto» que el gobierno de Torra ha demostrado por los acuerdos tomados por el legislativo catalán a lo largo de la presente legislatura.

«¿Qué legitimidad?»

«¿Qué legitimidad tiene un gobierno que no apreuba sus presupuestos, que pierde uno en tres votaciones? Si están convencidos de su capacidad de liderar presenten una cuestión de confianza y si quieren mirar la ciudadanía a la cara, convoquen elecciones», ha resaltado la portavoz del PSC, Eva Granados, en el Parlament durante la defensa de la moción. A su vez, la CUP ha exigido a Torra que marque una fecha para celebrar elecciones en Cataluña. En este sentido, la diputada Maria Sirvent ha pedido a Torra que «salga del búnker» y «escuche la calle».

El voto de Llarena

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha hecho caso omiso a la moción de la oposición y en un apunte en su cuenta de Twitter ha señalado que el juez Pablo Llarena ha contribuido a su aprobación con un «voto de calidad», ya que no se han contado los votos de los diputados de Junts per Catalunya suspendidos por el Supremo. «La mayoría parlamentaria escogida el 21D rechaza la moción de los socialistas. Cs, PSC, comunes, PPC y el voto de calidad de Llarena suman fuerzas para pedir que convoque elecciones. Continuamos gobernando con la ambición republicana intacta», ha asegurado.