En el caso histórico de Ciutat Vella se han multiplicado los robos
En el caso histórico de Ciutat Vella se han multiplicado los robos - ABC
Publirreportaje

Oleada de robos en Barcelona

Más de 2.000 familias denuncian cada mes la entrada de ladrones en sus domicilios

BarcelonaActualizado:

Cataluña, y en participar Barcelona, está siendo sacudida por una ola de robos sin precedentes. Más de 2.000 familias denuncian cada mes robos en sus domicilios, algo que, lógicamente, tiene seriamente preocupados a sus ciudadanos, que ven como las autoridades no dan abasto y se ven incapaces de protegerlos.

Es en el centro histórico de la capital catalana donde avanza el ritmo de robos a viviendas a ritmo de auténtico infarto, cerca del 30% más que en el anterior año 2017.

El perfil de los delincuentes suele ser el mismo y utilizan la misma metodología que vamos a explicar en este artículo que nos ocupa, con el único objetivo de que los ciudadanos estén mejor informados y puedan tomar medidas al respecto, aumentando, con unos simples cambios, sus niveles de seguridad.

Tal y como nos cuentan los cerrajeros Mon Clau, los robos en Barcelona que se comenten en la ciudad son ejecutados en su mayoría por bandas organizadas que pasan días, semanas e incluso meses buscando y observando a los inmuebles más propicios para un robo sin incidentes, fijándose en detalles cómo el horario y salida de sus inquilinos, así como si están unos días fuera de vacaciones, para así, poder cometer el delito con absoluta tranquilidad.

Asimismo, uno de los factores que más tienen en cuenta para elegir a la víctima es el tipo de cerraduras y bombines que tienen en sus puertas, pues no será lo mismo entrar en una casa bien protegida con cerraduras de seguridad que en aquella otra en las que apenas cuesta unos segundos entrar utilizando el método bumping, método que no deja rastro alguno visible tras haber forzado la puerta, por lo que pueden pasar días antes de que se percaten de que la vivienda ha sido violada.

El método bumping, para aquellos que lo desconozcan, permite abrir la mayoría de las viviendas de nuestro país, pues el 90% no cuenta cerraduras antibumping necesarias, y para ello los cacos solo necesitan contar con una llave universal, de venta en cualquier tienda online dedicada a este tipo de productos, y un martillo. Incluso en YouTube se pueden encontrar videotutoriales que te enseñan paso a paso cómo llevarlo a cabo.

Por si todo esto, para ponérselo fácil a los ladrones, no fuese poco para los ciudadanos, este sistema, el bumping, al no dejar huella hace que muchos ni siquiera puedan cobrar el seguro, pues no pueden demostrar que su domicilio ha sido violado por un tercero, incluso habrá quiénes se atrevan a afirmar que están tratando de estafar al seguro.

La única buena noticia es que estos robos se pueden evitar con la instalación de cerraduras antibumping y que, en Barcelona, se encuentran los mejores profesionales cerrajeros para llevar a cabo esta sustitución, justo en la cerrajería situada en la calle Provenza 190, puedes localizar a los máximos conocedores de la importancia de protegerse ante el bumping.

Estos profesionales serán los que te asesorarán en todo momento de la mejor manera posible para brindarte la protección que tú, tu familia y tu hogar os merecéis, y es que nadie puede dormir tranquilo con la incertidumbre que estos robos continuados está generando en la población. Así que si no estáis seguros de sí vuestra vivienda está debidamente protegida contra este tipo de robos, no dudéis en contactar con ellos.

Movimientos vecinales

No son poco los barrios y zonas residenciales donde los vecinos se han movilizado para protestar por esta continuada desprotección que vienen sufriendo, pero, lamentablemente, las autoridades se han desentendido del problema, argumentando que no pueden hacer nada y que se ven desbordados por estas olas de delincuencia.

La respuesta a los afectados suele ser que el problema traspasa su responsabilidad, y hasta algún alcalde de provincias cercanas ha sido víctima en su propio domicilio de algún robo.

Ante esta falta de compromiso por parte de los que se encuentran en el poder, no queda más que tomar las medidas correspondientes a nivel personal para que nuestra vivienda resulte poco atractiva para los ladrones, al ser un hueso duro de roer.

Esto es precisamente lo que nos recomiendan los profesionales de la cerrajería Mon Clau, pues está demostrado que la mayoría de los ladrones abandonan un objetivo si este lo encuentran demasiado complicado, optando por otra propiedad más vulnerable. Este tipo de cacos que proliferan hoy día, ni siquiera están interesados en un gran botín, sino en trabajos sencillos y sin complicaciones, que les lleven pocos minutos, y que no dejen huella para complicarle la labor a los policías y que sea mucho más difícil que los puedan atrapar.

Estos delincuentes prefieren realizar pequeños asaltos a diarios antes que atreverse a entrar en una casa con grandes medidas de seguridad, donde tienen una alta probabilidad de ser pillados, aunque el supuesto botín sea mayor.

Además, de la instalación de cerraduras antibumping, la primera medida a llevar a cabo, los cerrajeros mencionados nos asesorarán de todas esas otras acciones adicionales que se pueden acometer en nuestro hogar para que resulte prácticamente inexpugnable, o al menos para que compliquemos el acceso a estos ladrones y que desistan a de cometer sus fechorías en nuestra propiedad.