El portaviz de Izquierda en Positivo, Rafa Jiménez, fotografiado en Barcelona
El portaviz de Izquierda en Positivo, Rafa Jiménez, fotografiado en Barcelona - Inés Baucells

Izquierda en Positivo, progresistas catalanes lejos del nacionalismo

«Defendemos la igualdad constitucional», asegura Rafa Jiménez

BarcelonaActualizado:

Estamos en el año 2019. Toda Cataluña está bajo la influencia de dos ideas: la derecha o el nacionalismo. ¿Toda? ¡No! Un pequeño partido de irreductibles catalanes resiste, todavía y como siempre. Izquierda en Positivo (IZQP) es el único partido sin representación en el Congreso de los Diputados que se presenta a las próximas citas electorales (generales, el domingo, en las cuatro provincias de Cataluña y Murcia; y europeas y municipales, el 26 de mayo) con líderes que tienen actas institucionales. Así, Rafa Jiménez lo hace por la provincia de Barcelona, a la vez que apura los últimos días como concejal en Hospitalet de Llobregat (Barcelona), alcaldía a la que optará de nuevo; y Javier Couso será el candidato de IZQP al Parlamento Europeo, tras dejar Izquierda Unida (IU), formación con la que obtuvo un escaño en Bruselas en las elecciones de 2014.

En conversación con ABC, Jiménez explica que una de las líneas rojas de IZQP es que no comulgan con «los nacionalismos», por lo que su formación no tiene cabida en Podemos, los comunes y el PSC. De hecho, la mayoría de los militantes de este partido han pasado antes por las filas de Iniciativa, EUiA, Podemos, Ciudadanos o el PSC y, por la deriva identitaria de cada uno de ellos, al final, han acabado en IZQP. «No pensamos en una España con privilegios para una u otra región según su identidad. Es algo básico que nos diferencia del PSC y los comunes», asegura Jiménez, que añade: «Para nosotros, el concepto de igualdad lo abarca todo, es una cuestión de igualdad constitucional, tanto en asuntos feministas como en asuntos nacionalistas. La igualdad engloba a más gente. Estas claves identitarias (feminismo, nacionalismo...) solo hacen que dividirnos y, sobre todo, fractura a la clase trabajadora».

«Clase trabajadora»

En este sentido, Jiménez alza la voz para indicar que, hoy en día, «clase trabajadora» no es lo mismo que en el siglo XIX. «Hoy, un autónomo es también clase trabajadora. Y no pensamos que los empresarios son los enemigos de la patria ni estamos en contra de que la gente millonaria gane su dinero. Así es el sistema, a mí puede que no me guste, pero es el sistema que tenemos. Eso sí, hay que hacer un bueno reparto y que los trabajadores de esos empresarios cobren bien y tengan, por ejemplo, una buena conciliación familiar, buenas ayudas a la dependencia y a la creación de guarderías. No somos una izquierda que va contra los poderes establecidos sino que creemos que el Estado debe competir y tener empresas públicas».

Para las elecciones europeas, IZQP tendrá como cabeza de cartel al hermano del periodista José Couso, muerto en Irak por un disparo de un tanque de EE.UU., y que ha sido eurodiputado de IU. Además, este reducto en el ámbito de la izquierda en Cataluña («la izquierda no nacionalista») va de la mano del exministro griego Yanis Varoufakis, que se presenta al Parlamento Europeo en Alemania.