Actuación de la Policía Nacional ante uno de los colegios electorales del 1 de octubre en Lérida
Actuación de la Policía Nacional ante uno de los colegios electorales del 1 de octubre en Lérida - EFE

Investigan a la cúpula del operativo de Guardia Civil y CNP contra el 1-O

Un juzgado de Lérida admite una querella contra el coronel De los Cobos y la exsubdelegada del Gobierno

BarcelonaActualizado:

Además de las evidentes consecuencias políticas, la actuación de los cuerpos y fuerzas de seguridad en la jornada del referéndum independentista del 1 de octubre de 2017 dejó una riada de causa abiertas en los juzgados. Algunas, por la pasividad de los mandos de los Mossos ante su deber de ordenar abortar la consulta. Otras, por la actuación supuestamente desproporcionada de algunos agentes de la Policía Nacional protagonistas de las cargas policiales. Ahora, por primera vez, un juzgado ha decidido abrir una investigación contra los diseñadores y coordinadores del operativo de la Policía Nacional y la Guardia Civil el 1 de octubre.

El juzgado de instrucción número 1 de Lérida ha ordenado las primeras diligencias tras admitir a trámite una querella del colectivo Advocacia per la Democràcia. Se dirigía contra el coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos, «coordinador técnico» de los tres cuerpos de seguridad el 1-O –Mossos, Policía Nacional y Guardia Civil– e Inma Manso, entonces subdelegada del Gobierno en Lérida. En el caso de la expolítica porque la Subdelegación era la encargada de coordinar el operativo en la provincia. Los querellantes extienden la responsabilidad, aún sin identificarlos a los «jefes, cargos y mandos que habrían autorizado y organizado la actuación policial» en una serie de colegios ilerdenses, que detallan en su escrito.

Identificación de agentes

Para esclarecer los hechos, el juzgado ha ordenado las primeras diligencias, algunas de las cuales ya solicitaban los querellantes. Han sido reclamadas, por ejemplo, la comunicaciones que los mandos de las unidades de la Policía Nacional y de la Guardia Civil mantuvieron con la sala de coordinación del dispositivo. También, los informes de los operativos en nueve localidades ilerdenses y la identificación de los agentes actuantes, sus funciones y la concreción de quiénes estaban al mando de esas unidades.