El presidente de la Generalitat, Quim Torra (d) habla con el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la consellera de Presidencia, Elsa Atardi, durante un pleno en el Parlament
El presidente de la Generalitat, Quim Torra (d) habla con el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y la consellera de Presidencia, Elsa Atardi, durante un pleno en el Parlament - Ep

Independentistas y comunes bloquean el Parlament y aplazan el pleno como protesta por el juicio

JpC, ERC, CUP y los comunes han aprobado aplazar el pleno con motivo de la huelga convocada la semana que viene por Intersindical-CSC

Actualizado:

El pleno del Parlament previsto para el miércoles y jueves de la semana que viene, 20 y 21 de febrero, no se celebrará hasta la semana posterior por la huelga convocada por Intersindical-CSC a raíz del juicio al referéndum del 1 de octubre de 2017.

Así lo ha decidido la mayoría de JxCat, ERC, CUP y los comuns en la Junta de Portavoces de este lunes, lo que modifica el calendario de plenos pactado a finales de 2018, han informado fuentes parlamentarias. La Intersindical-CSC convocó para la semana pasada una huelga con la previsión de que el juicio al 1-O comenzara entonces, pero al cambiar la fecha el Tribunal Supremo decidió situarla para el jueves 21. Así, la Junta ha acordado aplazar el pleno para la semana posterior y se celebrará el martes 26 y el miércoles 27, pese a que habitualmente los plenos son miércoles y jueves.

Desde Cs, PSC y PP acusan a los grupos soberanistas de aplazar el pleno por «una decisión política», ya que consideran que el pleno se podría realizar perfectamente, aunque haya una huelga general.

Argumentan que hay precedentes en los que se han celebrado plenos en días de huelga general y sostienen que en este caso el sindicato que la convoca es minoritario, por lo que cuestionan su impacto en el desarrollo de la actividad parlamentaria habitual. Sin embargo, desde los grupos soberanistas defienden que se debe aplazar el pleno por «racionalidad» ante la convocatoria de la huelga general y afirman que esto permite adaptarse mejor a las circunstancias de esos días.

La cámara catalana también ha suspendido las actividades que estaban previstas para este martes, día que comenzará el juicio sobre el proceso soberanista en el Tribunal Supremo. En la agenda de la Cámara estaba prevista la celebración de una reunión del Intergrupo para la Paz y la Libertad en el Sáhara, y la Comisión de la Infancia, y ambas reuniones han sido aplazadas. Además, la Mesa y la Junta de Portavoces, que habitualmente se celebran los martes, se han reunido este lunes por el inicio del juicio, ya que el presidente del Parlament, Roger Torrent, se desplazará a Madrid, aunque no podrá estar presente dentro de la sala del Supremo.