Manifestantes independentistas en la «Diada» de la ANC - AFP | Vídeo: Torra califica la manifestación como «un éxito inmenso, como siempre» (EP)
Diada 2019

Un independentismo fracturado aguarda la sentencia con la Diada menos concurrida

La Guardia Urbana afirma que unas 600.000 personas han participado en la marcha de la ANC

«Levantados y de pie aguantaremos el golpe de la sentencia y hasta lo podremos devolver»

BarcelonaActualizado:

La manifestación independentista que la Assemblea Nacional Catalana (ANC) ha organizado con motivo de la Diada ha servido este año para que el secesionismo constate su desunión en vísperas de la sentencia al «procés». También ha mostrado como su capacidad de convocatoria va a la baja. Así, a pocas semanas para que el Tribunal Supremo dé a conocer la condena a los organizadores del 1-O, las entidades, antaño monolíticas, han aparecido divididas y los partidos soberanistas han tenido que esforzarse para disimular sus diferencias estratégicas. Según la Guardia Urbana, la marcha ha reunido a 600.000 personas.

«La vía unilateral se desarma día a día. A nuestros dirigentes os pedimos que no nos desarméis», ha exclamado la presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, durante el discurso que ha cerrado la marcha en Barcelona. «Nosotros ya no ponemos plazos, hemos aprendido de los errores del pasado, pero que la expectativa de un diálogo que nunca llega no nos vuelva a hacer perder oportunidades y sobre todo, pongamos en valor nuestras victorias», ha resaltado en clara alusión a la línea discursiva planteada por ERC desde hace meses. «La fuerza la tenemos en nuestras manos, acabemos juntos lo que empezamos juntos. La libertad no nos vendrá regalada, se tiene que conquistar. No daremos marcha atrás», ha aseverado la líder de la Assemblea.

«Será de pie y con la cabeza bien alta que recibiremos el golpe de la sentencia, levantados y de pie aguantaremos el golpe y hasta lo podremos devolver», ha dicho la presidenta de la ANC en su discurso de cierre de la manifestación. Por otra parte, la responsable de la marcha ha asegurado que el secesionismo será capaz de vencer «el desánimo y la división». «Sabemos que no solo con manifestaciones haremos la independencia», ha añadido Paluzie en un tono beligerante, que, no obstante, ha sido recibido con cierto desencanto por los manifestantes congregados en la Plaza España de la Ciudad Condal.

Mensaje a Sánchez

La líder de la ANC ha cargado contra la Justicia por «desobedecer resoluciones de la Naciones Unidas» y contra el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, por exhortar a los ciudadanos de Cataluña a celebrar la Diada en cuanto a «territorio» de España, algo que ha tratado como una ofensa. Paluzie también ha aprovechado la marcha para proponer a la ciudadanía la «desobediencia» social, civil y económica y el boicot a las empresas contrarias al «procés».

«En frente tienen una ciudadanía que cuando le tocan las libertades responde como un solo pueblo», ha resaltado el vicepresidente de Òmnium Cultural, Marcel Mauri, en su turno de palabra. Asimismo, ha asegurado que la «represión» del Estado solo servirá para fortalecer el compromiso secesionista. «Si con la sentencia del Supremo buscan castigar a los responsables del 1-O, que llamen a les puertas de más de dos millones de personas», ha agregado en un tono contundente.

600.000 asistentes

Según la Guardia Urbana, la octava marcha secesionista organizada por la Assemblea ha reunido a unas 600.000 personas. El año pasado, esta cita congregó a un millón y en el año de máxima asistencia (2014) había 1,8 millones según la Policía. Así, la manifestación de este miércoles -festivo en Cataluña- ha mostrado como la capacidad de convocatoria del secesionismo sigue siendo notable, pero va claramente a la baja. A las 17:14, hora cumbre de estas jornadas que recuerdan la caída de Barcelona en la Guerra de Sucesión, la concentración llenaba casi por completo varias zonas de la Gran Vía de Barcelona, no obstante, la Plaza España (espacio central de la marcha) aparecía medio vacía en no pocos puntos.