Los dirigentes independentistas presos en Lledoners, cuatro de ellos, en huelga de hambre
Los dirigentes independentistas presos en Lledoners, cuatro de ellos, en huelga de hambre - ABC

La «huelga de hambre» independentista sale de prisión

El alcalde de Montblanc (Tarragona) se suma a la protesta que realizan cuatro dirigentes secesionistas presos desde hace casi dos semanas

Es el primer dirigente de ERC que se une a una acción interpretada como una forma de «presión» de los neoconvergentes a los republicanos

BarcelonaActualizado:

A dos días para que los dirigentes independentistas presos en Lledoners (Barcelona) cumplan dos semana en «huelga de hambre» esta protesta ha salido por primera vez del centro penitenciario. Varios líderes independentistas, entre ellos Quim Torra, se habían sumado a la iniciativa de forma simbólica ayunando durante unas horas. Ahora, el alcalde de la localidad de Montblanc (Tarragona) se suma a esta medida de presión al Constitucional anunciando que deja de comer «sine die».

Según se ha dado a conocer este jueves, el alcalde republicano Josep Andreu ha iniciado esta medianoche una huelga de hambre para expresar su «solidaridad» con los presos soberanistas. «Esto mío será duro, pero lo es mucho más para los que están en la cárcel. Por mí no se tiene que sufrir, se tiene que sufrir por los presos», ha explicado Andreu.

Andreu, este jueves al anunciar su decisión
Andreu, este jueves al anunciar su decisión - AMI

El gesto también supone un pulso a ERC, que ve con malos ojos una «huelga de hambre» que, de momento, solo siguen los presos del partido de Puigdemont. Ni Oriol Junqueras ni ninguno de los exconsejeros republicanos que están con él en prisión se ha sumado a la iniciativa. Desde el Congreso, el diputado de ERC Joan Tardà ha afirmado este jueves que cree que esta campaña de ayuno «no es necesaria». Nuevas diferencias en el bloque independentista.

Primer dirigente fuera de prisión

A pesar de las advertencias de su partido, el alcalde Andreu -quien también defendió la integración de los republicanos en el nuevo «partido» de Puigdemont, la «Crida Nacional»- se ha convertido en el primer dirigente independentista que, al margen de los presos, anuncia una huelga de hambre indefinida. «He considerado que tenía que existir alguna voz de este sector que se sumara a la huelga de hambre iniciada por nuestros presos políticos», ha argumentado Andreu antes de señalar que ya ha comunicado su decisión antes de hacerla pública al vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès (ERC) y al presidente de su formación, Oriol Junqueras. Irá «hasta donde la salud», ha advertido.