El Rey, sin Colau ni Torra en la inuaguración de Gastech
El Rey, sin Colau ni Torra en la inuaguración de Gastech - ORIOL CAMPUZANO

Un historial de desprecios al Rey

En el último año, Colau y Torra han dejado a Felipe VI solo en la inauguración de ferias, le han plantado en saludos oficiales, le han vetado en el callejero de Barcelona y la Generalitat ha roto relaciones con la Corona

BarcelonaActualizado:

Igual que hace un año, la presencia de Felipe VI en Barcelona con motivo del Mobile World Congress (MWC) el próximo domingo vuelve a activar los desplantes de la alcaldesa Ada Colau, el presidente Quim Torra y de los sectores independentistas contra la Monarquía. En este caso el tradicional besamanos con el que se saluda al Rey es el fondo de la cuestión, que en el último año acumula enésimas controversias.

- Sin besamanos: La escena que previsiblemente se producirá este domingo, sin Colau ni Torra en el besamanos al Rey en la cena inaugural de la feria de telefonía móvil no será nueva. La alcaldesa ya hizo lo mismo hace un año; la Generalitat por su parte no tenía un presidente investido. Roger Torrent, el presidente del Parlament, imitó a la alcaldesa y faltó al saludo oficial. Ambos, sin embargo, cenaron en la misma mesa que el monarca.

- Desaparición de la avenida Príncipe de Asturias de Barcelona: Es la última acción de la depuración borbónica impulsada por el gobierno de Ada Colau. Ejecutada esta misma semana, el consistorio argumentó que pretendía "desborbonizar" el callejero municipal con este cambio de nombre. A finales de marzo, además, se preparará una fiesta popular para celebrar el cambio de nombre.

- El Rey, solo en Gastech: El pasado septiembre, Don Felipe acudió a Barcelona para la inauguración de Gastech, la feria del gas más importante del mundo. En aquella ocasión el desplante volvió a ser sonado: ni Colau, ni ninguno de sus concejales, ni el presidente catalán Quim Torra, ni ninguno de sus consejeros, acompañaron al Rey, que sí estuvo arropado por la ministra Teresa Ribera, la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, y la alcaldesa de L’Hospitalet, Núria Marín

- Relaciones rotas con la Corona: La Generalitat anunció a principios del pasado verano sus planes de romper relaciones con la Corona, un anuncio que llegó el mismo día que Don Felipe acudía a la inauguración de los Juegos Mediteráneos en Tarragona. Igualmente, el gobierno catalán defendió que no volverá a invitar a ningún miembro de la Casa Real a un acto organizado por el Govern.

- Libro sobre el 1-O: El mismo día de la inauguración de los Juegos, y tras días amagando con no ir, Quim Torra acudió a la cita en el Nou Estadi de Tarragona. Sin embargo, el president no participó en la recepción de autoridades al Rey y luego, en un aparte, sí que se saludó con el monarca, aunque entonces le regaló un libro sobre las cargas policiales del 1-O.

- Homenaje a las víctimas del 17-A: A pesar de los intentos en contra del independentismo, la solemnidad y el recuerdo y respeto a las víctimas fueron los protagonistas del primer aniversario de los trágicos atentados de Barcelona y Cambrils de 2017. La organización del evento, sin embargo, no esquivó la controversia, ya que tanto Generalitat como Ayuntamiento estuvieron despistando sobre la asistencia de unos y otros al evento, así como la invitación al monarca.