Publicidad de la Generalitat distribuida por las redes sociales de internet similar al anuncio publicado en la prensa
Publicidad de la Generalitat distribuida por las redes sociales de internet similar al anuncio publicado en la prensa - ABC

La Generalitat se gastó 45.680 euros en siete diarios para acusar al Gobierno de incumplir las inversiones

Molons, responsable de Difusión y Atención a la Ciudadanía, acusa al Gobierno de deslealtad institucional

El delegado del Gobierno advirtió que este tipo de «propaganda» no ayuda a la buena relación entre administraciones

D. TERCERO
BARCELONAActualizado:

Publicitar un anuncio en siete periódicos para acusar al «Estado español» porque incumple los compromisos de inversiones con la Generalitat de Cataluña cuesta 45.680,73 euros.

Los pasados 11, 12 y 13 de abril, la Consejería de Presidencia, en manos de Neus Munté, insertó un anuncio en varios diarios de papel indicando que: «El Estado español no cumple con Cataluña».

En la publicidad se utilizaban datos de inversión pública del Gobierno en Cataluña ajustados por la Generalitat, destacando los aspectos más negativos, y se recordaba que Cataluña recibe menos que la «contribución de Cataluña al Estado».

Este anuncio se publicó solo unos días después de la presentación de los Presupuestos Generales del Estado para 2017 y de que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, presentara en Barcelona una batería de inversiones para los próximos años en las infraestructuras catalanas.

«Principio de lealtad institucional»

La publicidad se insertó solo en siete diarios («La Vanguardia», «El Periódico», «El Punt Avui», «Sport», «Mundo Deportivo», «Esportiu» y «20 minutos») de cuatro únicas empresas editoras: Grupo Godó, Grupo Zeta, Hermes Comunicacions y Grupo Heraldo.

Según consta en la respuesta parlamentaria de Antoni Molons, secretario de Difusión y Atención Ciudadana de la Generalitat, a una pregunta del PP, todas las inserciones (media página en color) se hicieron en las páginas impar de los diarios (más caras que las pares).

Molons justifica este tipo de inserciones publicitarias argumentando que el objetivo es que la Generalitat informe de primera mano a la ciudadanía de lo que considera «la caída de la inversión pública del Estado en Cataluña».

En este sentido, Molons, que depende orgánicamente de Munté, critica que el Gobierno no cumple con el «principio de lealtad institucional» que se hace efectivo poniendo en marcha los compromisos acordados «entre administraciones así como la ejecución de las inversiones presupuestadas».

En abril, esta campaña fue criticada por el delegado del Gobierno en Cataluña, Enric Millo, quien señaló que la Generalitat se estaba convirtiendo en «una máquina devoradora de dinero público», puso en duda los datos de la Generalitat y advirtió que este tipo de «propaganda» no ayuda a la buena relación entre «ambas instituciones, sino que atenta contra el interés general y el bien común de la ciudadanía».