Un agente de los Mossos d'Esquadra
Un agente de los Mossos d'Esquadra - IGNACIO GIL

Frente común para investigar el espionaje de la Generalitat a políticos constitucionalistas

Ciudadanos, el PSC, Catalunya en Comú y el PP catalán piden la creación de una comisión de investigación en el Parlament que aporte luz sobre el presunto espionaje a políticos y periodistas contrarios a la independencia por parte de la Generalitat

BARCELONAActualizado:

De Ciudadanos a Podemos, pasando por el PSC y el PP catalán. Todos los partidos -no independentistas- de la Cámara catalana se han unido para exigir una batería de comparecencias que pongan negro sobre blanco si se realizaron prácticas de espionaje en el seno de la política catalana en los meses anteriores al referéndum ilegal del 1 de octubre.

«Según las informaciones aparecidas en la prensa, el Cuerpo de Mossos destinó efectivos a hacer seguimientos, interceptación de comunicaciones (orales, telefónicas e informáticas) y escuchas, de manera sistemática y prolongada, a políticos y periodistas no afines con el proceso con intención de conocer sus relaciones y movimientos», advierte el texto -firmado por representantes de todos los partidos que impulsan la comisión- al que ha tenido acceso ABC.

Asimismo, piden la comparecencia en sede parlamentaria de los «máximos responsables» del Departamento de Interior entre 2011 y 2017, de los directores generales de la policía catalana, así como de los «majors» de los Mossos en ese mismo período. Paralelamente, también exigen que se presenten en la Comisión los responsables de la «Comisaria General de Información, de la Comisaria General de Recursos Operativos y de la División de Asuntos Internos» de los Mossos y los responsables de otros órganos de la Generalitat relacionados con la investigación tecnológica y policial.

Extracto del texto presentado por Cs, PSC, PP y CeC
Extracto del texto presentado por Cs, PSC, PP y CeC - ABC

Según los impulsores de la comisión, que deberá ser aprobada en el próximo pleno, «existen indicios» de que organismos públicos como el Centro de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (CTTl) adquirieron «la tecnología necesaria» para realizar los presuntos espionajes. Asimismo, recuerdan que el pasado 26 de octubre varias furgonetas de los Mossos fueron interceptadas por funcionarios de la Policía Nacional cuando se dirigían a destruir documentación «comprometida» a una incineradora Sant Adriá del Besós (Barcelona).

«Del análisis de esta documentación realizada a posteriori por parte del Cuerpo Nacional de Policía y los órganos judiciales competentes, se deduce que contiene informaciones concretas y detalladas de estas actividades. La gravedad de estos hechos, por los que ya se han interpuesto querellas judiciales, y del constante goteo de informaciones sobre estas prácticas y el contenido de las cajas de documentación interceptadas hace necesaria la creación de una comisión de investigación, que permita dilucidar el alcance y las consecuencias de estos hechos», advierten.

Querellas contra los Mossos

El presunto espionaje político a desafectos del proceso independentista por parte de agentes de los Mossos d’Esquadra tuvo una respuesta inmediata en los tribunales. En enero, cinco afectados acudieron a los juzgados barceloneses para exigir una investigación sobre lo sucedido, en paralelo a la investigación abierta en ese moment por la jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela.

Así las cosas, el expresidente de Sociedad Civil Catalana (SCC) Josep Ramon Bosch; la asociación «Barcelona con la Selección»; el abogado José María Fuster-Fabra; el secretario general del Sindicato de Policías de Cataluña (SPC), David José, y su mujer presentaron demandas, según explicaron a ABC fuentes de su defensa.