Un lazo amarillo preside la entrada del Departamento de Trabajo de la Generalitat
Un lazo amarillo preside la entrada del Departamento de Trabajo de la Generalitat - ABC

¿Dónde están los lazos que llenan Cataluña?

Edificios oficiales, monumentos, colegios, balcones y hasta iglesias. Nada está a salvo de los lazos independentistas

La Junta Electoral ha pedido a la Generalitat que retire los símbolos independentistas en 48 horas

BarcelonaActualizado:

Los lazos amarillos que reclaman la puesta en libertad de los dirigentes independentistas presos y procesados por el 1-O llenan las calles de Cataluña desde hace más de un año. Todo empezó en octubre de 2017, cuando la Assemblea Nacional Catalana y Òmnium emplazaron a sus simpatizantes a «vestir» lazos de ese color. Esa petición derivó rápidamente en la colocación de estos símbolos en calles y edificios públicos, iniciativa a la que se entregó el gobierno de Quim Torra desde su llegada a la Generalitat. La Junta Electoral quiere atajar este fenómeno antes de las elecciones de abril.

Sin prisa pero sin pausa, los lazos amarillos han acabado polinizando todo tipo de edificios y espacios públicos. Los hay en las fachadas y las ventanas de los departamentos de la Generalitat de Cataluña, también en las universidades y en las solapas de las americanas de muchos dirigentes del gobierno catalán. En los balcones del Palau de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona y hasta en algunos monumentos como la «Vía sepulcral» romana de la Ciudad Condal hay también lazos independentistas.

Estos símbolos son retirados y colocados de forma pendular por activistas independentistas y por su reverso, las autodenominadas «Brigadas de limpieza», que aprovechan la noche para quitar los símbolos independentistas de la vía pública. Sin embargo, la decisión de la Junta Electoral Central emplazando al gobierno catalán para que quite elementos partidistas de los edificios públicos en un plazo de 48 horas pone al ejecutivo de Torra entre la espada y la pared. Pero, ¿dónde están esos los lazos?

- Departamentos y organismos de la Generalitat

Desde la llegada de Quim Torra al gobierno catalán, los lazos, banderas y pancartas independentistas han llenado consejerías e instituciones publicas. En Barcelona, edificios como el Palau Moja (sede de varios organismos dependientes del Departamento de Cultura), la sede de Acc1ó, la agencia autonómica de promoción económica, o el propio Palacio de la Generalitat exhiben propaganda independentista desde hace meses. Asimismo, algunos departamentos llegaron a exhibir en sus oficinas fotos de los exconsejeros presos o fugados para reivindicarlos como «consejeros legítimos».

Lazos en la muralla de Tarragona
Lazos en la muralla de Tarragona - ABC

- Ayuntamientos y dependencias municipales

Decenas edificios consistoriales, tanto de Barcelona como de otras localidades de toda Cataluña también tienen lazos y pancartas partidistas en sus fachadas. En la capital catalana una pancarta con un lazo amarillo cuelga del balcón municipal, también de las «sedes de distrito» que el Ayuntamiento tiene en los distintos barrios de la Ciudad Condal. En la Cataluña interior, la presencia de banderas esteladas colgadas de los balcones o en puntos reseñados de los pueblos, como rotondas o avenidas principales también es habitual.

- Universidades

Varias universidades catalanas han sido objeto de polémica por colgar lazos en sus instalaciones educativas. Ha sido el caso de la pública Universidad Rovira i Virgili de Tarragona o de la de Gerona (UdG). Esta última, además, exhibe aún hoy la simbología a favor de los presos en su página web.

Cientos de lazos amarillos en la Diagonal de Barcelona
Cientos de lazos amarillos en la Diagonal de Barcelona - EFE

- Monumentos y vía pública

La presencia de lazos amarillos en monumentos y espacios públicos es difícil de controlar, pues en muchas ocasiones los lazos son colocados y retirados con horas de diferencia. En los momentos más tensos de este fenómeno amarillo, algunos parques de Barcelona , como el Parque del Clot de la Ciudad Condal, aparecieron cubiertos con grandes cantidades de lazos de plástico y cartón. Asimismo, monumentos como la «Via Sepulcral» romana de Barcelona o la muralla de Tarragona, lucen, o han lucido, lazos amarillos, fenómeno que sorprende a los turistas.