El director de Antifraude acusa a los partidos de querer una oficina «débil y acobardada»

Daniel de Alfonso reitera que no es el autor de la grabación de sus conversaciones con el ministro y asegura que Albert Rivera le dio su apoyo pero «me pidió que le diera alguna cosa»

En su comparecencia en el Parlament, que inicia el proceso para su cese, señala que mantuvo una reunión en los mismos términos que con el ministro con un consejero de Interior de la Generalitat

BARCELONAActualizado:

El director de la Oficina Antifraude catalana, Daniel de Alfonso, ha comparecido esta mañana en la comisión de Asuntos Institucionales del Parlament, donde todos los grupos, a excepción del PP, le han reiterado que no le consideran idóneo para el cargo, en un cese en cualquier caso que se hará efectivo la semana que viene.

Como se esperaba, y atendiendo a un carácter que le precede, De Alfonso se ha defendido pasando al ataque, acusando a los grupos de "querer una oficina Antifraude débil y acobardada". Aunque ha admitido que debe "pedir perdón" por el "tono" de las convversaciones mantenidas con el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, hace dos años, De Alfonso ha apuntado que su comportamiento no justifica su cese. Eso sí, ha advertido de que si su revocación prospera, como así será, "volveremos a tiempos pretéritos en materia de lucha contra la corrupción".

De Alfonso, como ha venido expresando estos días, ha amagado e insinuado que guarda información que puede ser sensible, si se saca de contexto, recordando que ha mantenido reuniones con otros partidos, y ha citado un encuentro con el líder de C's, Albert Rivera, en el que según él el líder naranja "me dijo que me apoyaría pero me pidió que le diera algo".

Del mismo modo, De Alfonso ha señalado, que mantuvo una conversación en parecidos términos que con el ministro con el consejero de Interior catalán. "Les aseguro, y no es ninguna amenaza, que esos mismos términos y esos mismos tonos se han empleado en otras tantas numerosísimas reuniones con otros tantos numerosísimos dirigentes. Por supuesto, también con el equivalente del señor ministro del Interior en Cataluña", ha apuntado..

De Alfonso ha dado cuenta también de reuniones con dirigentes del PSC y de ICV, en una intervención que por el tono y el fondo ha causado estupor entre los diputados. "Solo yo, y la otra persona, es guardían del contenido de esas conversaciones", ha apuntado el director de Antifraude. "Me he reunido con todos -a excepción de la CUP- , y guardo el esquema y las fichas del contenido de todas esas reuniones", ha señalado De Alfonso, lo que entre los diputados se ha interpretado como una amenaza.

A modo de descargo, De Alfonso ha señalado que ninguno de los expedientes que comentó con el ministro Fernández, y que aludían a dirigentes de CDC y ERC, "ha tirado adelante". Con respecto al origen de la grabación, De Alfonso ha añadido que "ni he grabado, ni lo sabía ni lo he difundido".

De Alfonso asegura que ayer entraron en su casa

De Alfonso, por otra parte, ha revelado que ha sido seguido, sin especificar por parte de quién, en los últimos años, y que ayer mismo, la alarma de su domicilio estaba desconectada, lo que le lleva a pensar que alguien entró en su domicilio. De Alfonso, que ha dicho que ya no se fía de nadie, ha explicado que además de cambiar tres veces de teléfono en un año y medio, ha ordenado barridos de su casa y coche para detectar micrófonos.