La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas
La líder de Ciudadanos en Cataluña, Inés Arrimadas - ABC

Ciudadanos no participará en la reunión convocada por Torra hasta que quite el lazo amarillo de la Generalitat

Inés Arrimadas advierte que «no se puede dar por invitada» mientras en la fachada luzca un símbolo que «expulsa a millones de catalanes»

M.VERA
BARCELONAActualizado:

Ciudadanos no se reunirá con el presidente catalán Quim Torra mientras en el balcón del Palau de la Generalitat cuelgue una pancarta con lazos amarillos. Así lo ha asegurado la líder de la formación naranja en Cataluña, Inés Arrimadas, al ser preguntada por el encuentro que tenía previsto celebrar con ella el jefe del Ejecutivo catalán.

«No me puedo dar por invitada a una reunión en una institución presidida por un símbolo independentista que expulsa a millones de catalanes», ha argumentado Arrimadas antes de recordar que las pancartas secesionistas en la fachada de la Generalitat demuestra que el actual Govern solo representa «a los que llevan un lazo amarillo».

En declaraciones a la prensa en el Parlamento catalán, Arrimadas ha apelado al diálogo dentro de unas premisas básicas democráticas: «no amenazar con planes ilegales, respetar a todos los catalanes, piensen como piensen, y garantizar la neutralidad institucional». Asimismo, ha considerado que las primeras actuaciones de Torra han ido en sentido contrario. «Ha amenazado con seguir con el plan ilegal de Puigdemont que nos ha traído hasta aquí», ha advertido antes de exigir al nuevo presidente que«recapacite».

Aarrimadas ha mandado una carta a Torra con sus peticiones
Aarrimadas ha mandado una carta a Torra con sus peticiones - ABC

Por otro lado, la también jefa de la Oposición en Cataluña ha anunciado que asistirá este sábado a Vic para denunciar públicamente que el independentismo «quiere expulsar del espacio público a los que no piensan como ellos». Lo ha dicho después de que el Ayuntamiento de esta localidad barcelonesa -gobernado por los partidos separatistas- haya denegado el permiso al partido que ganó las últimas elecciones en Cataluña a celebrar un «encuentro ciudadano». «No conseguirán callarnos y seguiremos insistiendo en que las calles, las playas y los edificios públicos son de todos los catalanes», ha concluido.