El consejero de Interior, Miquel Buch, vestido de agente de la Guardia Civil
El consejero de Interior, Miquel Buch, vestido de agente de la Guardia Civil - ABC

Así se burla el independentismo del consejero de Interior de Quim Torra

El desalojo de la acampada de la plaza Sant Jaume y las cargas de los Mossos contra los CDR encienden la ira del secesionismo radical

BarcelonaActualizado:

La relación entre los consejeros que han pasado por el Departamento de Interior de la Generalitat y la izquierda antisistema que nutre buena parte del independentismo nunca han sido fáciles. En Cataluña todavía se recuerda el odio que despertaba el exconsejero convergente Felip Puig en estos sectores después del desalojo de la acampada del 15-M en Barcelona.

Ahora, los sectores más radicales del secesionismo, estructurados alrededor de la CUP, su organización juvenil Arran y los autodenominados «Comités de Defensa de la República» tienen un nuevo objetivo: el consejero de Interior de Quim Torra, el neoconvergente Miquel Buch. No en vano, estos grupos culpan al «conseller» del desalojo de la acampada independentista de la plaza Sant Jaume, así como de las cargas policiales vividas este sábado en Barcelona.

Al calor de esta recién estrenada enemistad, Arran ha viralizado un cartel en el que se ve a Buch vestido de Guardia Civil bajo el lema «Por colaborar con el fascismo y las fuerzas de ocupación, Buch dimisión». Este cartel lleva días circulando como la pólvora en las redes del secesionismo radical, hasta el punto de que la CUP -socio parlamentario del Gobierno de Torra- ya ha pedido la dimisión del consejero.