El diputado republicano Joan Tardà, ayer en el Congreso junto a la minisra Meritxell Batet
El diputado republicano Joan Tardà, ayer en el Congreso junto a la minisra Meritxell Batet - IGNACIO GIL

Batet defiende que el diálogo Gobierno-Generalitat sería «mucho más sencillo» sin políticos presos

La ministra también ve «preocupante que se evidencie que no hay rumbo concreto» del PDECat y ERC tras la moción fallida en el Congreso para abrir negociaciones

BarcelonaActualizado:

La ministra de Política Territorial Meritxell Batet, considera que sería "mucho mejor y mucho más sencillo" que se produjera un diálogo entre Gobierno y Generalitat sin dirigentes encarcelados, aunque "respeta" al Poder Judicial, y ha dejado claro que no puede darse un referéndum de autodeterminación.

La ministra socialista se ha referido durante una entrevista en Rac1 a las controvertidas palabras del ministro Josep Borrell, que aseguró que "preferiría" que los líderes independentistas encarcelados estuvieran en libertad condicional. Batet ha defendido la separación de poderes, pero ha admitido que "en un momento en que el Gobierno está intentando abrir esta normalidad institucional y relación con la Generalitat, y poner sobre la mesa una agenda que ha sido abandonada durante mucho tiempo, (...) evidentemente sería mucho mejor y mucho más sencillo que se produjera el diálogo si no hubiera gente en la cárcel. Pero es una decisión que toma el poder judicial y nosotros respetamos".

Preguntada sobre si Cataluña es una nación, Batet ha reiterado que en esta región "concurren elementos que hacen que podamos pensar y decir que Cataluña es una nación en el sentido cultural del término", pero ha diferenciado esa "nación cultural" del concepto de "nación vinculada a la soberanía o al estado nación".

Retirada «insólita»

La dirigente catalana se ha referido también al hecho de que el PDECat haya decidido retirar la moción presentada en el Congreso que instaba al Gobierno a abrir un proceso de diálogo político con la Generalitat "en el marco de la legislación vigente". Batet ha calificado de "insólito" que "después de haber cerrado un acuerdo, el partido proponente retirara la iniciativa". "Respetar los acuerdos es importante y es preocupante que se evidencie que no hay rumbo concreto y no hay voluntad real de diálogo del PDECat y ERC para salir de esta excepcionalidad".

Ha recordado así que "el diálogo sin cortapisas ni límites se enmarca siempre dentro de la ley" y que las leyes "no pueden saltarse", por lo que ha dejado claro que "lo que no puede haber es un acuerdo sobre la independencia".

En una línea similar, ha recordado que el Gobierno "no puede plantearse permitir un referéndum porque el ordenamiento jurídico no lo permite", como tampoco el de "ninguno de los países del entorno", y ha abogado por "trabajar en una línea de rehacer consensos que se han perdido y buscar mayorías amplias hacia un proyecto compartido y transversal".

La ministra ha explicado que si se diera un acuerdo para un nuevo Estatuto catalán, "lo que querría decir el acuerdo de dos terceras partes del Parlament", se iniciaría pues el proceso de reforma estatutaria que culminaría, entonces sí, en un referéndum sobre esa modificación del Estatut.