La cantante colombiana Shakira, está citada este jueves para declarar en Esplugues por fraude fiscal
La cantante colombiana Shakira, está citada este jueves para declarar en Esplugues por fraude fiscal - EFE

Shakira, citada este jueves por la justicia para declarar por un presunto fraude fiscal millonario

La Fiscalía acusa a la cantante y compositora colombiana de defraudar más de 14,5 millones de euros a las arcas españolas

BarcelonaActualizado:

Hace tiempo que los juzgados del área metropolitana de Barcelona se están acostumbrando a recibir a famosos y acaudalados imputados por defraudar a la Hacienda pública. Y es debido a que estas celebridades se instalan a menudo en tranquilas y bien situadas mansiones del perímetro barcelonés, con lo que han de declarar en estos juzgados.

No el primer caso, pero sí tal vez el más mediático, fue el del jugador del FC Barcelona Leo Messi, que en septiembre de 2013 tuvo que declarar en los juzgados de Gavà, localidad en la que había fijado su residencia, por un fraude fiscal que luego confirmaron la Audiencia de Barcelona yel Supremo.

Y este jueves será el turno de la cantante colombiana Shakira, citada a declarar a las diez de la mañana ante un juzgado de instrucción de Esplugues de Llobregat por un presunto fraude fiscal de 14,5 millones.

Ante la posible presencia de curiosos, los responsables del orden público enviarán a agentes al entorno de los juzgados para que la entrada de la cantante y su defensa pueda hacerse con normalidad.

Queda por ver si con Shakira se repite la lamentable imagen del día de la declaración de Messi. Los concentrados, lejos de recriminarle el (entonces presunto) regateo del astro argentino a Hacienda, no dejaron de vitorearle.

En el caso de la cantante colombiana -pareja del también futbolista del Barça Gerard Piqué-, la Fiscalía le acusa de haber defraudado los 14,5 millones con el IRPF y el impuesto de patrimonio a través de 14 sociedades radicadas en paraísos fiscales como las Islas Caimán, Islas Vírgenes, Británicas y Panamá.

La fiscal Carmen Martín considera que Shakira vivía en España durante los ejercicios fiscales de 2012, 2013 y 2014. Sus estancias en el extranjeros por motivos laborales fueron solo «esporádicas», por lo que la cantante era residente en España y en este país tendría que haber tributado.

Al tener su residencia en España de manera habitual y haber permanecido más de 183 días en cada año natural «tenía la obligación de tributar en España por la totalidad de su renta mundial con independencia del lugar donde se hubiese producido y cualquiera que fuese la residencia del pagador».

Sin embargo, siempre según la versión de la Fiscalía, la cantante con el deseo de no tributar utilizó un «entramado societario» para ocultar a la Agencia Estatal de la Administración Tributaria y a la Agencia Tributaria de Cataluña el patrimonio que tenía en estos ejercicios.

La fiscal describe que la única relación de Shakira con todos esos países extranjeros era el domicilio de las sociedades a través de las cuales canalizó los movimientos de capital generados por su actividad provisional.