PUBLICA «LA FEINA O LA VIDA»

La escritora Eva Piquer reflexiona sobre la maternidad

BARCELONA Actualizado:

«Certezas (provisionales) de una madre desacomplejada». Así reza el subtitulo de «La feina o la vida» (Columna), reflexiones encadenadas por el sentido del humor que la escritora, periodista y cuatro veces madre Eva Piquer ha ido vertiendo en su blog «criatures.com».

Según la autora norteamericana Isabel Fonseca, para una escritora cada hijo supone dos novelas menos, mientras que a su marido, el británico Martin Amis, cada hijo sólo le restaba un cuento. «La sinceridad se agradece pero desanima», concluye Eva Piquer. Hubo un momento en que creyó que era posible conjugar el trabajo y la vida. «Teníamos prisa por incorporarnos al mercado laboral, demostrar que éramos tan buenas o mejores que los hombres…». Pero la superwomanera una estafa: «Ahora y aquí resulta imposible compatibilizar la casa y el trabajo, la dedicación a los hijos y las reuniones a horas intempestivas, las cuentas de resultados y los cuentos con final feliz antes del beso de buenas noches», lamenta la autora. En sus reflexiones, expresadas en segunda persona para implicar a cualquier lectora —o lector— que pretenda compatibilizar el mundo laboral con el familiar, Piquer oscila entre la crítica y el orgullo de ser madre: «No es una queja, ni una denuncia, sino la constatación de una situación social que ha creado la disyuntiva entre el trabajo y el desarrollo profesional», subraya.

La constatación no es un alegato contra la maternidad: «Lo más importante que he hecho en mi vida ha sido tener mis cuatro hijos y cuando digo que la mujer hizo un mal negocio, no pierdo de vista la parte más gratificante de la maternidad como criar a los hijos. No todo es poner lavadoras; educarlos supone organizarte, establecer prioridades…». Pero es una opción vital que no admite titubeos.