Una imagen de la planta de Nissan en Barcelona
Una imagen de la planta de Nissan en Barcelona - REUTERS

Nissan reduce su producción en Barcelona y deja la planta al 30% de su capacidad

Los sindicatos alertan de la pérdida de peso y piden a la marca y a las administraciones un plan industrial

BArcelonaActualizado:

La planta de Nissan en Barcelona reducirá su producción en unos diez mil vehículos en la primera parte de su próximo año fiscal, según el plan de trabajo que la dirección ha comunicado a los sindicatos y que dejará a la fábrica funcionando al 30% de su capacidad.

En concreto, el avance del plan de producción para el período abril-agosto de 2019 prevé un recorte de unas 10.000 unidades, lo que ha elevado la preocupación de los sindicatos ante la tendencia a la pérdida de volumen que sufre la planta de la Zona Franca desde hace ya meses.

"Nos preocupa mucho la tendencia. El próximo julio se reducirá aún más la producción porque se dejará de fabricar la furgoneta NV200 de combustión y la eléctrica volverá a volúmenes más moderados", ha destacado a Efe el responsable sindical de CCOO en Nissan, Miguel Ángel Boiza.

Según el sindicalista, el modelo eléctrico de la NV200, la e-NV200, por el que ha apostado la multinacional nipona, se ensambla ahora a un ritmo de unas 76 unidades al día, pero volverá a las 40 o 50 unidades a partir del 1 de abril.

Por su parte, un portavoz de la compañía automovilística ha asegurado que el recorte de producción responde a una previsión inicial y que esta tendencia se podría revertir en la segunda parte del año fiscal en función del comportamiento de la demanda.

La continua volatilidad del mercado en algunos de los países a los que la planta de Barcelona exporta sus vehículos 'pick up', entre ellos los países del Golfo y Turquía, explica los cambios de planificación, ha señalado.

Con los números actuales, la planta de Zona Franca de Nissan cerrará probablemente su año fiscal el próximo 31 de marzo con una producción de unas 76.000 unidades, y el número previsto inicialmente para el siguiente ejercicio sería de unas 66.000, muy lejos de las 200.000 unidades para las que tiene capacidad.

Boiza se ha mostrado preocupado por cómo pueden afectar estos recortes de producción al empleo, ya que se prevé un excedente de mano de obra. En los últimos meses, los comités de empresa de Nissan en Zona Franca y en Montcada han llevado a cabo reuniones con las diferentes administraciones públicas para alertar de la baja producción y de la falta de un proyecto industrial.

La compañía ha destacado este miércoles que la fábrica de Barcelona "sigue centrada en la competitividad y calidad de la producción de familia de 'pick-ups' para Nissan, Renault y Daimler, y de e-NV200". Nissan emplea a unas 3.300 personas en Zona Franca y Montcada, y cuenta con otros centros de producción en Ávila y Cantabria.

Por su parte, el sindicato UGT en la planta de Nissan en Barcelona ha reclamado hoy de nuevo a la multinacional y a las administraciones públicas un plan de inversiones para adecuar las instalaciones y hacer frente a los retos del sector, con el objeto último de mantener la actividad industrial.

En un comunicado, UGT-FICA ha subrayado que la reducción de la producción anunciada no es atribuible a la falta de competitividad de la planta, sino "a una acusada falta de política industrial y planes de futuro por parte de la compañía", por lo que asegura que la única manera de mantener la actividad industrial pasa por "generar un elevado volumen de inversiones y la asignación de nuevos productos".