Periodistas ante la sede de Mutua Universal en Barcelona, durante un registro policial en agosto de 2007
Periodistas ante la sede de Mutua Universal en Barcelona, durante un registro policial en agosto de 2007 - E. Contreras

Juicio a la excúpula de Mutua Universal: una causa con 2.289 empresas y mil abogados

El fiscal acusa a título lucrativo a las compañías y les pide fianzas millonarias

BarcelonaActualizado:

Si el guion se desarrolla según lo previsto, el juicio contra la excúpula de Mutua Universal, todavía sin fecha, se convertirá en un hito insólito. El tribunal de la Audiencia de Barcelona que juzgará a once exresponsables de esta entidad por malversar entre 1998 y 2007 casi 200 millones de euros podría tener que buscar acomodo para que 1.000 abogados se sienten en la sala de vistas.

El motivo es que la Fiscalía, además de acusar penalmente a la excúpula de Mutua Universal por apropiarse de unos 60 millones de euros a través de empresas pantalla y testaferros, considera que esta entidad incentivó de forma irregular a 2.289 empresas con servicios que provenían de fondos de la Seguridad Social. La mutua, sin ánimo de lucro, maneja fondos de la Seguridad Social y devolvía parte de las cuotas a estas empresas asociadas.

En resumen, «detrajeron fondos de carácter público que aplicaron a conceder beneficios a determinados asociados», según sostiene el fiscal Emilio Sánchez Ulled. Mutua Universal daba a estas compañías, por ejemplo, formación en riesgos laborales, botiquines o servicios médicos a cuenta de la Seguridad Social.

Pues bien, la Fiscalía reclama a estas empresas que comparezcan en el procedimiento y devuelvan el coste de estos servicios recibidos entre 1998 y 2007. Son un total de 2.289 de toda España, a las que se pide que retornen un total de 135 millones de euros. Hay compañías de todos los sectores y tamaños: multinacionales, pymes, y empresas públicas y privadas. Son grandes marcas de automóviles, universidades públicas, ayuntamientos, importantes empresas de alimentación, medios de comunicación y antiguas cajas de ahorro.

Si la causa, como está previsto, llega a juicio con estas 2.289 empresas señaladas como responsables civiles a título lucrativo, obligaría a sus representantes legales a estar presentes en la sala de vistas. Fuentes del caso cifran en unos 1.000 abogados los que habrían de participar en la vista, pues la mayoría solo se encargan de defender a una sola empresa. Solo unos pocos letrados defenderán a más de estas compañías.

El juicio aun no tiene fecha. El juzgado de Barcelona que ha investigado el caso ha conseguido recopilar de estas empresas 85 de los 135 millones de euros que se les reclama como fianza: 74 millones en avales bancarios y 11 millones más ya consignados en la cuenta del juzgado. Según fuentes judiciales, todavía no han podido ser notificadas todas las compañías.

20 años después

El abogado Andrés Maluenda, del despacho Molins, que asesora a estas compañías, explica que los directivos de estas empresas no entienden cómo ahora les hacen llegar reclamaciones de hace más de 20 años, y que fueron servicios de un proveedor que se llevaron a cabo con normalidad. Cuando todas estén notificadas se podrá celebrar el juicio, que contaría con más de 1.000 abogados de toda España.

El fiscal pide hasta 15 años y medio de cárcel para la excúpula de Mutua Universal por «una compleja estrategia defraudatoria» diseñada para saquear a la Seguridad Social. La trama estaba dirigida por Juan Aicart, quien era su director gerente.