El equipo que ha presentado la técnica, este jueve en el Hospital del Mar
El equipo que ha presentado la técnica, este jueve en el Hospital del Mar - EP

El Hospital del Mar de Barcelona, pionero en España en tratar la epilepsia con cirugía láser

A través de una técnica con una invasión mínima se permite completar con éxito la «destrucción localizada» de una lesión cerebral

BarcelonaActualizado:

El Hospital del Mar de Barcelona ha llevado a cabo con éxito la primera cirugía láser en toda España que permite tratar la epilepsia y los tumores cerebrales de forma mínimamente invasiva, además de reducir el tiempo de ingreso tras la operación a un máximo de 48 horas. El centro, uno de los pocos de Europa que utiliza esta técnica, ha tratado ya a tres pacientes con esta ablación con láser.

En rueda de prensa, el jefe de la Unidad de Neurorradiología, Jaume Capellades, ha explicado que esta nueva intervención permite de momento "acceder a lesiones de menos de tres centímetros de diámetro en territorios del cerebro que son de difícil acceso mediante la cirugía convencional". La aplicación de calor a través de una sonda láser, que se introduce en una sonda láser de dos milímetros, permite completar con éxito una "destrucción localizada" de una lesión.

Así, para poder someterse a esta operación, los focos de la epilepsia o los tumores deben ser pequeños y estar en zonas muy localizadas, que suelen estar en áreas profundas del cerebro y, por lo tanto, es más difícil llegar a ellos. Una vez identificados los nodos, se lleva al paciente a quirófano, donde los neurocirujanos le introducen la sonda láser y, posteriormente, es trasladado a una resonancia magnética, donde los doctores comprueban si la sonda está en el área correcta para finalmente aplicar elevadas temperaturas al nodo para eliminarlo.

«Visión en tiempo real»

"Mediante las cirugías convencionales o a través de la radiofrecuencia no podíamos ver en tiempo real lo que estábamos haciendo, cosa que sí podemos hacer ahora desde la sala de resonancia magnética con esta técnica de ablación láser", ha relatado el jefe de la Unidad de Epilepsia, Rodrigo Rocamora.

La resonancia puede determinar la temperatura de cualquier parte del cerebro a tiempo real, con lo que puede tener control sobre la lesión y sus alrededores para evitar que el láser sobrepase el perímetro de la zona afectada y así no se queme el tejido sano.

Con todo, Capellades ha alertado de la complejidad de este tipo de intervenciones. Uno de sus riesgos es que se forme un edema por la acumulación de líquido en tejidos del cuerpo, algo que puede ser efecto de la alta temperatura aplicada. Este riesgo es el mismo, en todo caso, que en las operaciones convencionales para frenar la epilepsia.

Además, el jefe de servicio mancomunado de neurocirugía del Hospital del Mar y del Sant Pau, Gerard Conesa, ha añadido que esta operación no es una recomendación general para todas las personas con epilepsia o tumores, malignos o benignos, en el cerebro.

Comodidad para el paciente

Una de las grandes ventajas para el paciente es la gran comodidad de este tipo de cirugía, con invasión mínima. La operación siempre se hace aplicando una anestesia general, por lo que se podría intervenir también a pacientes pediátricos. En todo caso, al no tener que abrir el cerebro, la persona intervenida puede ser dada de alta en 48 horas después de la operación. El tiempo de la intervención también se reduce considerablemente: una ablación de corto tiempo puede realizarse en poco más de cinco minutos.

Rocamora ha destacado que cualquier paciente en España puede acceder a esta técnica que tienen en el Hospital del Mar siempre que un doctor le haya derivado y, de hecho, ha animado a sus colegas médicos a hacerlo.