Alumnos de primaria en una imagen de archivo
Alumnos de primaria en una imagen de archivo - EFE

La Generalitat sobre la vigilancia lingüística en el patio: «No fue espionaje, sino observación de incógnito»

Ciudadanos y PP han pedido la dimisión del consejero de Educación por esta cuestión

M. Vera
Actualizado:

La Generalitat sigue defendiendo la «Plataforma per la Llengua», autodenominada «ONG del catalán» que espió a menores de edad para averiguar qué idioma hablan durante la hora del patio. Según ha destacado este miércoles el consejero de Educación, Josep Bargalló, en el Parlament, la entidad no realizó «espionaje» sino una «observación de incógnito». Ciudadanos y PP ya han pedido la dimisión de Bargalló por esta cuestión.

El consejero también ha negado que su departamento autorizara a la Plataforma a realizar un estudio en las escuelas sobre el uso que hacen los niños del catalán o del castellano a la hora del patio. «El departamento no ha autorizado a ninguna entidad privada a que haga ningún estudio sociolingüístico de utilización de la lengua en los patios u otros espacios de centros docentes», se ha defendido Bargalló ante las preguntas del diputado popular Daniel Serrano.

«Dejen en paz a los niños»

Bargalló ha señalado además que de haberse autorizado ese estudio por parte del Govern existirían documentos de información a los centros que ya se habrían hecho públicos. Ante estas declaraciones del consejero Serrano ha acusado a Bargalló de «mentir» y ha pedido su «dimisión» por ser «el señor X del gran hermano separatista» de las escuelas catalanas. «El departamento lo sabía y lo consintió y lo ha tenido que autorizar. Nadie se cree que la plataforma haya ido a 50 centros en Cataluña sin autorización de su departamento. Dejen en paz a los niños y dimita», ha afirmado Serrano.