«La fiscalidad y la política exterior de Andorra son las líneas rojas en el acuerdo con la UE»

El presidente de la Confederación Empresarial Andorrana, Xavier Altimir considera que «pagar impuestos de más del 50% es un atraco»

BARCELONAActualizado:

Xavier Altimir, presidente de la patronal andorrana, defiende que el país mantenga algunas líneas rojas en las negociaciones para alcanzar un acuerdo de asociación con la Unión Europea. "Los empresarios queremos independencia fiscal e independencia en política exterior", ha destacado en declaraciones al programa «Converses» de Cope Cataluña y Andorra.

Xavier Altimir
Xavier Altimir- ABC

El presidente de la Confederación Empresarial Andorrana (CEA) ha añadido que "no se pueden pedir más exigencias a un país como Andorra, que sólo tiene acuerdos de colaboración y asociación, que los propios países miembros de la UE". Altimir lamenta que desde Europa cueste entender el "esfuerzo" que ha hecho Andorra en materia de transparencia de datos. Desde la patronal andorrana piden por ello comprensión a la UE. "Hemos puesto las bases para acceder a intercambiar datos bancarios y ser un país transparente, aunque la opacidad que teníamos antes era uno de los pilares de nuestra economía", ha afirmado.

En plenas negociaciones con la UE, el presidente de la CEA ha dicho que aunque el capítulo fiscal deba ser "una competencia directa exclusiva de Andorra", se puede debatir "sobre las franquicias o el IVA". En cuanto a la política exterior, asegura que Andorra siempre priorizará Europa, pero que en ningún caso renunciará "a acuerdos con estados de otras zonas del mundo", como el sudeste asiático y todo el continente americano. Con el brexit de fondo, el representante de los empresarios andorranos señala que el proceso de desconexión del Reino Unido de la UE hace que se miren los acuerdos "de manera más detallada". En ese punto, considera que "hay que ser cuidadosos" con lo que se negocia, porque advierte que "quizás estamos negociando acuerdos de asociación con la UE cuando hay países que se plantean marchar de una Europa cuestionada por sus miembros”.

Altimir afirma que todas las medidas tomadas en Andorra en los últimos años ya empiezan a tener su efecto. "Están empezando a venir empresas interesadas en establecerse en el país”, porque “no podemos ser tan dependientes del turismo ni del sector bancario", de modo que opta por la diversificación de la economía hacia otros sectores, como la salud, el medio ambiente y el deporte. Para favorecer la llegada de más empresarios, Altimir defiende que se agilicen los trámites para abrir una cuenta bancaria en Andorra. "Es una de las aventuras más difíciles, ya que la banca está hilando muy fino a la hora de abrir cuentas a según quien, pasando de un extremo a otro". Sin embargo, espera que pronto una sociedad o una persona puedan montar una empresa "en un tiempo de entre 15 días y un mes" y rebajar la media actual, que se sitúa en dos meses.

Reconversión bancaria

Andorra atraviesa una crisis bancaria, derivada en parte de la Ley de Intercambio de Información Financiera del año 2007, solicitada por la UE y que tiene su aplicación efectiva este año, de modo que muchos ciudadanos que tenían dinero sin declarar en el país pirenaico han tenido que tomar una decisión, lo que ha afectado negativamente a los bancos, hasta el punto de reducir sus plantillas por primera vez en su historia.

Según ha detallado Altimir, "a finales de 2018, el 99% de los países del mundo aportarán datos financieros cuando algún estado lo pida". De esta manera, asegura que Andorra se abre más hacia el resto del mundo. Una medida que ha supuesto una pérdida de clientela en el sector. Por ello, el vecino país opta por una reconversión de la banca. "Hay que invertir más fuera, situarnos en otros países, intentar hacer una banca de gestión de patrimonios y de fondos hacia otros lugares, porque el mercado en Andorra se ha reducido", concluye el presidente de la patronal. En esta línea, ha dicho que "Andorra necesita ayuda y comprensión por parte de la Unión Europea".

Xavier Altimir también ha hecho referencia a la necesidad de mejorar la accesibilidad de su país, principalmente mediante el aeropuerto de la Seu de Urgelll. "La Generalitat hizo todo lo que podía hacer para modernizarlo, pero ahora el aeropuerto está en manos del Gobierno español, que debería terminar de invertir en los instrumentos que puedan permitir realizar vuelos durante la noche y con climatología adversa ", ha dicho. Para poder hacer estos vuelos sin visibilidad diurna, el presidente de la CEA señala que "sólo se necesitan entre un millón y un millón y medio de euros", una inversión "necesaria" para Andorra y que también beneficiaría a España. Por esta razón, Altimir también ha defendido que hay que incluir la "internacionalización del aeropuerto" en el futuro acuerdo de asociación con la Unión Europea.