Blanca Sorigué, Mohamed Alzarooni, Pere Navarroy Samir Hanrouni, en el CZFB
Blanca Sorigué, Mohamed Alzarooni, Pere Navarroy Samir Hanrouni, en el CZFB - PEP DALMAU

El comercio internacional prevé un record de participación en su cumbre de Barcelona

Las zonas francas del futuro y la tecnología necesaria para su implementación serán el foco del congreso de junio

BarcelonaActualizado:

Barcelona será la capital del comercio mundial a finales del próximo mes de junio con la coincidencia de la feria de la logística y varios congresos, entre los que destaca la cita mundial de Zonas Francas en la primera vez que esta cumbre se celebra en Europa. El evento, organizado conjuntamente por el Consorci de la Zona Franca de Barcelona (CZFB) y la World Free Zone Organization (WFZO), prevé acoger un mínimo de 1.500 congresistas para convertirse en “la edición con más éxito hasta el momento”, según el doctor Mohammed Al Zarooni, presidente de la organización.

El congreso, que tendrá lugar entre el 26 y 28 de junio, tratará de analizar los retos de las zonas francas del futuro. Para ello, Samir Hamrouni, CEO de la WFZO, ha defendido este viernes, durante la presentación del evento en el Consorci de la Zona Franca, que se deben tener en cuenta cinco elementos esenciales para que el comercio internacional se desarrolle. El primero, es la estabilidad política y la economía previsible. La logística, combinada entre los largos trayectos de contenedores grandes y los trayectos cortos de paquetes pequeños hasta que llegan a su destino, además del comercio electrónico, que ya supone un 12% del mercado, son otros asuntos que tratarán los expertos que participen en Barcelona.

Las zonas francas basan su atractivo en la flexibilidad empresarial, pero no puede haber un abuso de este mercado. Por ello, otro elemento a tener en cuenta, según Hamrouni, es la transparencia, imprescindible para el comercio internacional. En este sentido, Al Zarooni asegura que la WFZO “no acogerá ninguna zona franca que no respete las regulaciones internacionales de mercado”.

El análisis de datos supondrá otro de los principales enfoques de la cumbre de Barcelona. Las zonas francas se han creado para el desarrollo económico, pero según los expertos esto ya no es suficiente. “A día de hoy, se debe pensar en la prosperidad, es decir aquel desarrollo que crea riqueza y que se compartirá”, defienden los ponentes. El evento en la ciudad condal tratará de establecer los nuevos sistemas de medición de este progreso.

Pere Navarro, delegado especial del Estado en el CZFB, asegura que los asistentes a la cumbre de Barcelona tendrán la oportunidad de “entrar en contacto con el ecosistema económico, social y cultural de nuestra ciudad”. Pero al celebrarse el congreso mundial de zonas francas junto a otros cuatro congresos y ferias, como el Salón Internacional de la Logística, “el impacto más importante serán las redes de contacto que se desarrollen y se puedan mantener en el tiempo.”