Los Mossos d'Esquadra investigan la supuesta agresión en Cambrils
Los Mossos d'Esquadra investigan la supuesta agresión en Cambrils - Mossos

Cárcel para tres jóvenes por la supuesta agresión en grupo a una chica en Cambrils

La víctima es una pinchadiscos que había actuado en la cercana localidad de Salou

BarcelonaActualizado:

El titular del juzgado número 3 de Reus (Tarragona) ha decretado cárcel preventiva para tres jóvenes acusados de haber violado en grupo a una chica en un apartamento de la avenida de la Diputació de Cambrils (Tarragona) durante la pasada verbena de San Juan.

Según un auto hecho público por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), la víctima es una pinchadiscos que había actuado en una discoteca del municipio vecino de Salou y que luego se fue con un grupo de conocidos al apartamento donde ocurrieron los hechos.

Allí mantuvo relaciones consentidas con un chico y, posteriormente intimó con J.V.S. y fue con él a una habitación, pero una vez dentro entró otro joven de 21 años, F.A.M.C., que dejó la estancia totalmente a oscuras.

Allí, tras una breve charla seguida de un largo silencio, la acosaron hasta que le quitaron la ropa y la agredieron sexualmente.

A la agresión se sumó un tercer joven de 26 años, J.F.P.S., pese a que la chica pidió reiteradamente que la dejaran tranquila y que le hacían daño.

Ante las súplicas de la chica, los dos primeros se fueron, pero el tercero la siguió agrediendo hasta que entró una amiga de la víctima en el dormitorio y le pidió auxilio.

La amiga consiguió sacarla de la habitación a la víctima, que estaba en estado de shock, recogió su ropa, y ambas se fueron y denunciaron el caso a los Mossos d’Esquadra, que aplicaron el protocolo por agresión sexual y detuvieron a los tres violadores.

Los tres declararon ante el juez de guardia el 27 de junio y el magistrado ya decretó cárcel provisional comunicada y sin fianza, ratificada ayer por el titular del juzgado número 3 de Reus ante el riesgo de fuga de los tres detenidos, tal como pedía el fiscal y el abogado de la víctima.

El juez considera que los hechos son constitutivos de un delito de agresión sexual con penetración castigado con una pena de hasta 15 años de prisión, por lo que «ante la espada de Damocles que pende sobre ellos, sustraerse a la acción de la justicia parece que sí es una opción», argumenta.

Además de la gravedad del delito, el juez señala que «F.A.M.C. no tiene origen español y tiene familia en Colombia y no se ha podido acreditar ni su trabajo ni arraigo económico» y «J.F.P.S. es también extranjero y solo tiene trabajo temporal (arraigo económico insuficiente, ya que apenas gana 130 euros/mes)».

Finalmente, considera que «J.V.S., aunque es español, la falta de arraigo económico hace factible presumir un riesgo de fuga».

El letrado de los acusados, por su parte, pide la libertad con el argumento, desestimado por el juez, de que se trató de relaciones sexuales consentidas.