Personas obesas en una imagen de archivo
Personas obesas en una imagen de archivo - EFE

El 80% de los españoles serán obesos en 2030

Los médicos advierten del «enorme» impacto social, sanitario y económico de esta epidemia del siglo XXI

BarcelonaActualizado:

La obesidad se extiende por España. Hace lustros que los indicadores advierten de un aumento progresivo del sobrepeso de la población mientras señalan del impacto que puede tener este fenómeno en el sistema sanitario nacional. Ahora, un estudio elaborado por científicos del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM) advierte de que ocho de cada diez hombres y casi la mitad de las mujeres de España serán obesos o tendrán sobrepeso en 2030.

El informe, publicado por la Revista Española de Cardiología, recuerda que en el año 2016 había en España 24 millones de personas adultas con exceso de peso. Un 70% de los hombres y el 50% de las mujeres de más de 16 años. No obstante, apunta que si se mantiene la tendencia actual, en el año 2030 esta cifra se podría disparar hasta los tres millones de personas (el 80% de los hombres y el 60 de las mujeres).

Más allá del total de personas afectadas, los responsables del estudio alertan de los efectos del sobrepeso a nivel individual y colectivo. «Sabemos desde hace tiempo que el sobrepeso afecta en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares como infartos, pero también impula la diabetes y hasta está vinculado al aumento de posibilidades de sufrir ciertos tipos de cáncer, como el de mama o útero, todos aquellos relacionados con hormonas», apunta el doctor Álvaro Hernáez, primer firmante del trabajo, en declaraciones a ABC. «No tenemos datos sobre el impacto en la esperanza de vida pero más enfermedades, infartos y cáncer hacen que la supervivencia sea menor», añade.

El estudio también indica que si en 2016 el sobrecoste directo para el sistema sanitario provocado por los problemas de salud derivados del sobrepeso fue de 1.950 millones de euros, sin embargo, si se mantiene la tendencia actual, este impacto podría llegar a superar los 3.000 millones en los próximos 12 años. No es poco. Esta cifra supondría el 2% del presupuesto en sanidad de España en 2015 (95.722 millones de euros). «Es muchísimo dinero, las políticas públicas para prevenir la obesidad hechas hasta ahora han supuesto inversiones mínimas comparados con el sobre coste que podrían evitar a largo plazo», advierte Hernáz.

Finalmente, los autores de la investigación reconocen ser partidarios de penalizar fiscalmente auqellos productos que más aumentan la posibildiad de sufrir sobrepeso, como las bebidas azucaradas o los tentempiés fritos. «No toda la sociedad está de acuerdo con eso pero al igual que entendemos que el tabaco y el alcohol pagan más impuestos porque provocan problemas para la salud habría que hacer lo mismo con dulces y fritos. Algunos países de nuestro entorno ya trabajan en esta línea», concluyen.