La OBC se instala un año más en la playa de San Sebastián
La OBC se instala un año más en la playa de San Sebastián - ABC

OBC en la playa: la música se tumba al fresco

La Orquesta Sinfónica de Barcelona actúa en la playa de Barcelona para celebrar el Día Europeo de la Música

Pep Gorgori
BarcelonaActualizado:

La Orquesta Sinfónica de Barcelona se calza esta noche las chanclas, por sexto año consecutivo, para celebrar su concierto en las playas de la ciudad. Coincidiendo con el Día Europeo de la Música, el director polaco Michal Nesterowicz se pondrá al frente de la orquesta para regalar al público un repertorio pensado especialmente para la ocasión.

Pantallas gigantes, sorteo de entradas y abonos para la próxima temporada, además del aliciente de disfrutar de un concierto sobre la toalla y con el rumor de las olas de fondo, son los ingredientes de la velada que empezará a las nueve de la noche. La playa de San Sebastián, con el hotel vela de fondo, es un año más el lugar de la cita.

Se trata de un concierto que, en palabras del director del Auditorio, Robert Brufau, busca «acercar la música clásica al público» y permitir que más personas se acerquen a un género que de otra manera les podría resultar distante. «Cada año acude gente distinta a la que suele seguirnos. Prestan mucha atención, están callados, hay respeto. Muchos vienen después a algún concierto en el Auditorio», asegura Brufau.

Como es habitual en este tipo de actividades, la selección musical incluye un buen puñado de melodías fácilmente reconocibles para cualquier persona. Carmen de Bizet; la Danza macabra, de Saint-Saëns y la Danza húngara número 5 de Brahms son algunas de las escogidas.

Además, Nesterowicz ha querido aprovechar la ocasión para dar a conocer al público de Barcelona la música de su país y ha incluído en el repertorio Orawa, de W. Kilar (músico polaco fallecido en 2013), y un fragmento de la ópera Halka, de Moniuszko. Brilla por su ausencia, en cambio, la música clásica autóctona, como si los compositores del país, los de zarzuela incluídos, no fueran adecuados para un día de playa.