Monas de Pascua de Celiadictos
Monas de Pascua de Celiadictos

Pascua sin alergias en Barcelona

Algunas sugerencias de monas para padrinos con ahijados con intolerancias

Ana Luisa Islas
Actualizado:

Este año, el Gremi de Pastisseria de Barcelona prevé que los catalanes comerán unas 700.000 monas de Pascua. Eso sí, anuncian también que para «adaptarse a los tiempos», los pasteleros ahora elaboran sus piezas con cacao de calidad, sin aditivos ni aceite de palma, colorantes artificiales o grasas «trans». «Responden así a la preocupación por reducir el consumo de azúcar y grasas, así como a la preferencia por los sabores menos dulces», explica el presidente del gremio, Elies Miró, de Castellterçol.

Como Miró apunta, cada vez más los padres, y por lo tanto los pequeños, piden monas y pasteles con menos azúcares; no solo eso, hay quienes las solicitan sin azúcar del todo, sin lactosa, sin gluten, sin chocolate y sin cualquier alérgeno. Las monas de Pascua, cuya tradición se documenta por primera vez en el siglo XV, no dejan de transformarse. Ahora, los niños comen distinto a los de antes y los padrinos, como los chocolateros y pasteleros, tienen que adaptarse a los nuevos tiempos.

Por eso, aquí una lista de sitios para agasajar a los ahijados sin llevarse algún disgusto. Lo mejor es que estos locales no solo elaboran monas, sino toda clase de dulces y tartas sin gluten, sin azúcar, sin chocolate, sin lactosa y más, durante todo el año.

Sin azucar

Stopsucre, en la calle Murcia, en el barrio de Navas, es el paraíso de los diabéticos. Aquí, nadie se queda sin celebrar la Pascua. Además de monas, de chocolate o sin él, sin azúcar, tienen buñuelos de viento o del Empordà también «sense sucre». Para el resto de los festejos o días de antojo, elaboran «panellets» y unos donuts que harán llorar de felicidad a más de uno.

Veganas

La repostería Baci d’Angelo, con clara influencia italiana, no solamente en el nombre, se caracteriza por ofrecer, tanto en su local en Bac de Roda, como a domicilio (gratis), además de monas de pascua sin gluten, sin lactosa, veganas, sin frutos secos y sin sorbitol, tartas de fondant, «cupcakes», «canolis», desayunos cumpleañeros y más. Los productos de Baci d’Angelo son la prueba fehaciente de que una tarta o una mona sin gluten, vegana o sin azúcar no tiene por qué verse fea ni mucho menos saber mal. Este local es un claro ejemplo de la adaptación de los productos a las necesidades de los clientes, esa que explican desde el Gremi de Pastisseria.

Sin chocolate

Aunque el chocolate no es precisamente un alérgeno, hay niños y adultos que no son muy adeptos a él. No por ello tienen que dejar de celebrar las pascuas o cualquier otro festivo. Marta’s Lemon Pie es un obrador artesanal que además de preparar el mejor «lemon pie» de la ciudad, realiza otro tipo de tartas y «bundt cakes» (en versiones individuales o para compartir), todos ellos con ingredientes naturales. Si se quiere tener una buena idea de lo que hacen, solo hay que pasarse por los desayunos del hotel Avenida Palace, en donde diariamente ofrecen un surtido de su oferta (con y sin chocolate).

Sin gluten

Atrás quedaron esos años en donde los celiacos sufrían por encontrar panes y dulces de calidad. Ahora no solamente pueden comprar una barra de pan decente, sino cualquiera de los postres tradicionales de temporada, como las monas o las cocas.

Amiette. Ubicado en la calle Calabria del barrio de Sant Antoni. Además de monas, tienen churros, roscones de reyes, macarrones, cocas, «muffins» y panes variados.

Celiadictos. Aunque su obrador está en Les Corts, tienen servicio a domicilio. Además de monas tradicionales y de chocolate sin gluten, elaboran sus propios huevos de chocolate sin lactosa.

Jansana. en este local de Balmes además de monas, buñuelos y pan de Sant Jordi, se pueden conseguir melindros, palmeras, cocas, roles de canela y muchas delicias más elaboradas especialmente para celiacos.

Gula Sana. El Fort Pienc, claro está, no podía estar exento de la tendencia sana. Aquí se puede desayunar, con cruasán incluido, sin gluten. Venden también monas y tartas aptas para celiacos.

Pastelosofía. El local de la calle Ferrán Turné, en la Sagrera, lleva ya un par de años ofreciendo monas sin gluten. Además, también preparan tartas, cocas, «cupcakes» y otros productos, durante todo el año.