Panorámica de la grada del festival durante la actuación de los Beach Boys
Panorámica de la grada del festival durante la actuación de los Beach Boys - FESTIVAL JARDINS DE PEDRALBES

El Festival de Pedralbes cierra su VII edición con un récord de 71.400 espectadores

La neoyorquina LP despidió ayer con un multitudinario concierto el festival barcelonés

BarcelonaActualizado:

A juego con el bullicioso llenazo que cosechó en la noche de clausura la neoyorquina LP, de triunfal regreso tras su pase del año pasado en el Cruïlla, el Festival de Pedralbes despidió ayer su séptima edición con cifras de récord y un crecimiento más que sustancial respecto a los datos de 2018. Así, después de más de una veintiocho conciertos, siete de ellos con lleno absoluto, el certamen ha conseguido reunir a 71.400 espectadores, un 19% más que el año.

«El cambio es que ahora ya hay gente que quiere venir al festival antes incluso de que anunciemos el cartel», destacó el promotor Martín Pérez, director de un certamen que echa el cierre convertido en un clásico del verano barcelonés y con una ocupación del 91,58%. Atrás quedan, pues, rotundos triunfos como los de Kraftwerk, Izal, Juanes, Diego el Cigala, Woody Allen, Roger Hodgson o Carla Bruni, protagonistas todos ellos de las noches con más público del festival.

Con la vista clavada en el futuro, Pérez aprovechó también para avanzar que, cuando aún quedan tres años para que finalice al actual contrato, la Generalitat ha renovado por cinco años más el uso del espacio, lo que garantiza que, como mínimo, habrá Festival de Pedralbes hasta 2027.

Para esta edición, el presupuesto total invertido ha sido de 3,6 millones de euros, de los cuales un 9,8% se han destinado a comunicación; un 49% a infraestructuras y un 41,2% a artistas como Laura Pergolizzi, quien despidió el festival de la mejor manera posible. Esto es: con 3.200 personas coreando canciones como «Lost On You» o «Shaken» y jaleando a pleno pulmón el vigoroso rock de la carismática cantante.

Un lucido broche que la autora de «Heart To Mouth» aprovechó para exhibir versatilidad vocal a medio camino entre la expresividad de Patti Smith y el fundido a negro de Anastacia, lucirse en los perfiles más dramáticos y estrechar lazos con los clásicos con versiones de «Paint It Black» de los Rolling Stones y «You Shook Me All Night Long» de AC/DC.