La muestra llegará a Barcelona el 25 de mayo
La muestra llegará a Barcelona el 25 de mayo - EFE

Las entradas para la exposición de Bowie en Barcelona, ya a la venta

La retrospectiva, que llegará en el Museo del Diseño de Barcelona en mayo, ya ha pasado por Londres París o Tokio y exhibe más de 300 objetos que ilustran la figura del artista

BARCELONAActualizado:

Hoy, nueve de enero, un día después del que habría sido el 70 aniversario de David Bowie y dos días antes del primer año de su fallecimiento, salen a la venta las entradas de “David Bowie Is”, la gran exposición que aterrizará en el Museu del Disseny de Barcelona el 25 de mayo y que promete mostrar el legado cultural de la estrella de Brixton. Las entradas a la exposición, que pueden comprarse únicamente online, van desde los 10 euros hasta los 25.

Esta exposición, que en España se podrá visitar únicamente en Barcelona, es un repaso de los 50 años de trayectoria artística y una exploración de los procesos artísticos del Bowie como músico, performer, estrella de la moda e icono cultural urbano. Los visitantes que acudan tendrán la oportunidad de contemplar más de 300 objetos -algunos inéditos- así como letras manuscritas, vestuario, instrumentos, bocetos, partituras de Bowie "que son prueba de la evolución del artista".

Asimismo la muestra también atenderá la huella que el artista dejó en movimientos más amplios del arte el diseño, la música, la moda y el teatro.

Esta muestra ha pasado por Londres - donde tuvo una gran acogida con más de un millón y medio de visitantes- Toronto, Sao Paulo, Berlín, Chicago, París y actualmente permanece en Tokio. Sus organizadores aseguran que "supone una experiencia audiovisual completa" gracias al uso de tecnología multimedia del nivel más avanzado.

La muerte de la estrella pop ha generado un fenómeno comercial a gran escala. Los días más recientes a su fallecimiento Spotify detectó un aumento del 2.800% en las descargas de sus canciones, un grupo de astrónomos belgas puso su nombre a una constelación y se han hecho múltiples conciertos de "tributo" al artista, como el que tendrá lugar mañana a la sala Razzmatazz de Barcelona con artistas como Gerard Quintana o Glaucs.