La exposición reúne piezas de una veintena de artistas
La exposición reúne piezas de una veintena de artistas - ABC

Caixaforum se adentra en las turbulencias del arte contemporáneo

Una exposición reúne una veintena de piezas de artistas como Bill Viola, Damián Ortega, Nir Evron, Harun Farocki y Anselm Kiefer para reflexionar sobre las contradicciones de la sociedad contemporánea

BarcelonaActualizado:

Conflicto bélico, memoria histórica y fronteras. Sobresaltos vitales transformados en turbulencias artísticas. El creador convertido en incómodo notario de la realidad que intenta acotar donde empiezan las luces y acaban las sombras. Las contradicciones de la sociedad contemporánea, escrutadas por una veintena de artistas que han hecho del arte contemporáneo su razón de ser. Una mirada crítica que explora la colección de «la Caixa» para reunir una veintena de obras que, hasta el próximo 21 de octubre, convertirán Caixaforum Barcelona en un abigarrado espacio aéreo repleto de turbulencias y remolinos.

Según la comisaria y jefa de colecciones «la Caixa», Nimfa Bisbe, se trata de reproducir «la inquietud que estas obras quieren transmitir», una idea que no está muy alejada de una turbulencia en un avión, que a veces «nos pilla distraídos», pero que nos hace «agudizar los sentidos para saber qué pasa». A eso contribuyen instalaciones como «Mother 's day», de Smadar Dreyfus o «The Raft» de Bill Viola, piezas que agitan el espectador y aportan miradas diversas sobre las contradicciones de la sociedad contemporánea.

No en vano, la muestra recupera conflictos internacionales de las últimas décadas y los sumerge en el contexto actual desde una mirada crítica. Es el caso, por ejemplo, de las dos piezas de la serie «Guernica 69» del Equipo Crónica, que supuso una crítica al intento del gobierno de Franco de recuperar el cuadro de Picasso, o «Vitrina mural (Goya)», del suizo Hirschhorn. A su lado, la israelí Smadar Dreyfus muestra unas grabaciones de sonido realizadas en 2006 en territorio sirio controlado por Israel donde madres e hijos separados celebraban la festividad a través de un sistema de sonido instalado para la ocasión; Escorsa, presenta una cinta sobre el conflicto en los Balcanes, y Ana Garcia-Pineda recupera la memoria histórica «a través de la vida de su abuela, víctoma de alzheimer.

Los artistas, destaca Bisbe, «son de diferentes generaciones y nacionalidades con maneras de trabajar muy dispares», pero tienen como punto de encuentro tres temas principales: «el conflicto bélico, desde los que los artistas especulan con la iconografía de la violencia; la memoria histórica y las fronteras». De esto último se nutren también otros creadors como Damián Ortega, Nir Evron, Harun Farocki, Anselm Kiefer, Guillermo Kuitca , Antoni Muntadas, Walter Dahn, José Damasceno, Pedro G. Romero, Thomas Hirschhorn, Paulo Nazareth, Walid Raad, Sophie Ristelhueber y Juan Ugalde. «Lo interesante de esta exposición es tomar obras y ponerlas en un nuevo contexto, como el actual».