Carmen Amaya, en una escena de «Los Tarantos»
Carmen Amaya, en una escena de «Los Tarantos» - ABC

Begur rinde homenaje a su hija adoptiva Carmen Amaya

El espectáculo de flamenco contará como cabeza de cartel con el bailaor El Yiyo

BARCELONAActualizado:

El patio de las Escoles Velles de Begur (Girona) acogerá el próximo viernes un festival de flamenco en homenaje a la que está considerada como la más grande bailaora de todos los tiempos e hija adoptiva de la localidad,Carmen Amaya.

Carmen Amaya, conocida como «la Capitana», vivió en Begur de 1961 hasta su muerte a finales de 1963; tres meses antes de morir, el 18 de agosto, quiso ofrecer un último baile para recaudar fondos para iluminar el castillo de Begur: fue su último baile. La Asociación de Comercio y Turismo (ACIT) de Begur, organizadora del Festival, ha escogido para este homenaje al Tablao de Carmen de Barcelona, fieles sucesores del baile y la esencia de Carmen Amaya, informa Efe.

El espectáculo de flamenco, que tendrá lugar a las 19.30 y a las 22.30 horas, c ontará como cabeza de cartel con el bailaorEl Yiyo, de 19 años. Al Yiyo le acompañan un elenco de nueve artistas: su hermano Tete, dos bailaoras, dos guitarristas, tres cantaores y un cajón.

Tras una intensa y agotadora gira por América y Europa, que incluía haber bailado ante el presidente estadounidense Franklin Roosevelt, Carmen Amaya, nacida en el Somorrostro barcelonés en 1918, volvió a Cataluña y en 1961 se estableció en Begur, en pleno corazón de la Costa Brava. Para residir escogió el Mas d’en Pinc, una masía fortificada del siglo XVII, un lugar de reposo que le permitía descansar y desconectar entre gira y gira.

Su estancia en Begur no se prolongó mucho tiempo ya que padecía una enfermedad renal que acabó con su vida a finales de 1963. A pesar del poco tiempo que estuvo en Begur, dejó una gran huella entre sus vecinos, sobre todo por su carácter generoso que mostraba teniendo la puerta abierta para quien quisiera visitarla y participando en todo lo que se le proponía.