Interior de Video Instan, antes de su traslado a la calle Viladomat
Interior de Video Instan, antes de su traslado a la calle Viladomat - ABC

El videoclub más antiguo de España se reinventará tras conseguir 40.000 euros y evitar así el cierre

Campaña de micromecenazgo en la que han participado Bayona, Almodóvar, Alain Hernández, Judith Colell o Leticia Dolera

BARCELONAActualizado:

El videoclub más antiguo de España, Video Instan, que abrió en Barcelona hace 38 años, consigue 40.000 euros en una campaña de micromecenazgo para reinventarse y evitar el cierre y convertirse en un nuevo centro de reunión entre la industria y los cinéfilos.

Según ha informado Video Instan, la campaña de micromecenazgo que se ha realizado a través de la plataforma Ulule, ha conseguido 40.000 euros de 630 mecenas, 5.000 euros más del objetivo inicial previsto para el acondicionamiento del nuevo espacio, que tendrá un videoclub, un café y un cine con 32 butacas.

J. A. Bayona, Pedro Almodóvar, Alain Hernández, Judith Colell o Leticia Dolera son algunos de los directores y actores que han apoyado la campaña, a la que también han contribuido organizaciones de referencia del sector audiovisual como la Academia del Cine Catalán, A Contracorriente Films, Divisa Home Video, Tripictures, la Escuela Superior de Cine y Audiovisuales (ESCAC), Filmax Castelao Productions o la plataforma Filmin, que han apadrinado butacas de la sala de cine como muestra de apoyo a Video Instan.

Un lugar de referencia

Video Instan, que abrió sus puertas en el número 30 de la calle Enrique Granados, hace 38 años, está dirigido actualmente por Aurora Depares, hija de los antiguos propietarios.

Su trayectoria lo ha convertido en un lugar de referencia para la industria del cine, con un archivo único de más de 44.300 referencias cinematográficas y la promoción de todo tipo de actividades culturales entre el público cinéfilo y los directores, actores y equipos artístico y técnico, informa Efe.

El pasado mes de septiembre, finalizó el contrato del local de la calle Enrique Granados y los propietarios plantearon una subida del 200%, que la empresa no podía asumir y fue así como decidió reinventarse.

Video Instan iniciará su nueva etapa en el número 239 de la calle Viladomat, donde las obras durarán unas cinco semanas con el objetivo de abrir sus puertas a comienzos de julio, ha informado el videoclub.