Manuel Valls explica su ruptura con Ciudadanos - AFP | Vídeo: EP

Valls carga contra Ciudadanos: «Es irresponsable la estrategia del cuanto peor, mejor»

«Hace un año, Ciudadanos era liberal, progresista y centrado. Compartí muchas cosas con ellos, pero poco a poco se fue convirtiendo en un partido diferente»

BarcelonaActualizado:

Manuel Valls ha defendido este miércoles la postura que adoptó el pasado sábado al arropar a Ada Colau para evitar un alcalde independentista en Barcelona y ha atacado duramente a Ciudadanos, la formación con la que hasta hace poco iba de la mano en su aventura municipal, y de la que ha lamentado, con un tono muy duro, su «estrategia del cuanto peor, mejor».

«Hace un año, Ciudadanos era liberal, progresista y centrado. Compartí muchas cosas con ellos, pero poco a poco se fue convirtiendo en un partido diferente», ha lamentado el ex primer ministro francés, que ha añadido en su contundente intervención que «Cs se ha convertido en una formación que pacta de hecho con una formación reaccionaria y antieuropea. No vale esconderse detrás del PP».

Ha habido más dardos. «La ruptura es fruto de una opción muy equivocada de un partido con el que he compartido esfuerzos, ilusiones y desengaños propios de una campaña electoral», ha relatado en su primera comparecencia desde el Ayuntamiento y como concejal municipal. La convocatoria ha despertado una gran expectativa y ha llenado la sala, ya que la de este martes ha sido la primera aparición pública del exprimer ministro francés desde que se consumara el divorcio con Cs.

Quiere seguir en Barcelona

Con todo, Valls ha querido descartar que el desencuentro con la formación naranja se haya debido a una mala relación con Albert Rivera. "Ha sido un problema político, un problema grave", ha remarcado. También se ha referido a su posible implicación en la creación de un nuevo partido catalanista y ha dejado claro que no ha vuelto a Barcelona para "inventarme un nuevo partido. No voy a crear partidos", pero sí a "ayudar" al constitucionalismo y para ayudar a Barcelona, Cataluña, España y Europa.

En esta misma línea, ha querido atajar los rumores sobre su posible desaparición de la vida política municipal recordando que "vine aquí por un compromiso personal y político. Me quedo, no solo en Barcelona sino también ejerciendo mis responsabilidades", ha sentenciado.

Así, Valls ha remarcado que su prioridad con el apoyo de Colau era «borrar el paso del independentismo» a la administración municipal y que, en cambio, con la postura adoptada por Cs, con el "no" a la alcaldesa, el alcalde elegido hubiera sido Ernest Maragall, un independentista.

Valls ha comparecido este miércoles, dos días después de que Ciudadanos anunciara la ruptura con el exprimer ministro francés, y también un día después de que Celestino Corbacho, uno de los independientes de su candidatura, decidiera también romper con Valls para sumarse al grupo municipal de Cs.