Control de Mossos frente a la Sagrada Familia de Barcelona
Control de Mossos frente a la Sagrada Familia de Barcelona - INÉS BAUCELLS

Dejan en libertad al militar francés detenido con varios cargadores en la Sagrada Familia

La causa por tenencia ilícita de armas sigue abierta y el acusado deberá comparecer de manera periódica ante las autoridades en su lugar de residencia

Actualizado:

El militar francés detenido con cinco cargadores de munición en la mochila en el acceso de la Sagrada familia de Barcelona ha pasado este martes por la mañana a disposición de los juzgados de guardia de la capital catalana, han indicado a Ep fuentes policiales.

El magistrado del juzgado de Instrucción 21 de Barcelona, como guardia de Detenidos 1, ha acordado su libertad con comparecencia periódica en su lugar de residencia. La causa está abierta por tenencia ilícita de armas.

El conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, ha explicado este martes en declaraciones a los medios que se trata de un cabo del Ejército francés y que fue arrestado por un presunto delito de tenencia ilícita de armas, al presuntamente no disponer de los permisos correspondientes para llevar armas en España.

En una comparecencia para informar del balance de fin de año, Buch ha precisado, a preguntas de los periodistas, que "no se da mucho fundamento a la posibilidad de que haya un peligro inminente con esta persona" con la información de la que disponen los investigadores, a la espera de la decisión del juez.

El detenido, que iba con su pareja cuando fue arrestado, había acudido a la basílica con cinco cargadores de munición y varias armas blancas en una mochila, y fue interceptado en los controles de seguridad; posteriormente, los Mossos encontraron en su coche un arma. La seguridad del centro fue quien paró al hombre y avisó posteriormente a los Mossos de la presencia del sospechoso.

El arrestado aseguró a los agentes policiales que era militar francés, una versión que posteriormente pudo ser confirmada por los investigadores. El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ya aseguró este lunes que se descartaba el móvil terrorista en este incidente, informa Ep.