La muerte de un joven a puñaladas desata una manifestación racista en Sitges

EFE | BARCELONA
Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

SOS Racismo ha denunciado hoy el "odio racista" que ha desencadenado el crimen ocurrido en Sitges (Barcelona) el pasado 7 de julio y ha pedido al consistorio de esta localidad que "rechace de manera contundente las acciones con tintes xenófobos".

En un comunicado hecho público hoy, SOS Racismo se ha referido a la manifestación celebrada ayer en Sitges, en la que un grupo reducido de personas coreó eslóganes racistas.

La manifestación se convocó en protesta por el asesinato de Joel Rodríguez, de 19 años y vecino de Olivella (Barcelona), que murió apuñalado en plena calle de Sitges ante numerosas personas que paseaban por la zona, En relación con este crimen, la policía ha detenido a un joven español acusado de ser el autor material del crimen y a tres personas más presuntamente vinculados en la pelea, entre los que hay dos españoles y un joven de origen dominicano.

SOS Racismo ha lamentado la muerte del joven de 20 años fallecido en Sitges y ha añadido que "este dolor y rabia no puede abrir paso al odio racista y a la impunidad de manifestaciones de este tipo".

"Estamos ante la muerte de un joven a manos de otros jóvenes, donde la violencia y la muerte son las protagonistas y no el origen étnico de las personas. No se trata de buscar en este origen étnico las causas de este acontecimiento, sino en otros factores sociales estructurales que hacen que cada vez haya un sector de jóvenes más violentos", ha añadido.

"Estamos seguros de que la sociedad civil, así como el consistorio, sabrán estar a la altura y rechazarán de forma contundente nuevas acciones de tinte xenófobo", ha concluido SOS Racismo.