Las obras de los nuevos túneles de Glòries, hace un mes
Las obras de los nuevos túneles de Glòries, hace un mes - INÉS BAUCELLS
BARCELONA

El lodo de las obras de Glòries se filtró a las vías del tren

El Govern reprocha a Renfe que no fue alertado de los incidentes que afectaron al servicio habitual pero la compañía ferroviaria lo niega mostrando los mensajes de aviso

BARCELONAActualizado:

Las obras de la plaza Glòries de Barcelona provocaron afectaciones en lla circulación de trenes que pasa por la zona en abril de 2016, cuando, durante la construcción de las pantallas de los nuevos túneles, el hormigón de las obras se filtró hasta las vías en dos ocasiones. Los incidentes, calificados como graves, obligaron a realizar trabajos de noche cuando no circularan trenes.

El Ayuntamiento de Barcelona confirmó ayer los hechos, que había avanzado «La Vanguardia». Estos hechos se conocen poco después de que se hiciera pública una auditoría encargada por el gobierno de Ada Colau que ratificaba las irregularidades en el proyecto. Según el estudio, los trabajos cuentan ya co un sobrecoste de casi el 20%sobre el precio de adjudicación inicial y además acumulan un retraso del calendario de 19 meses.

«Todas las actuaciones, el proyecto y las intervenciones que se han llevado a cabo se han hecho con la aprobación y el permiso de Adif, que es el titular de la infraestructura y de la seguridad ferroviaria, que dio el visto bueno a los trabajos», quisieron confirmar desde el Consistorio.

En una línea similar, fuentes municipales quisieron dejar claro ayer que tras los incidentes BIM:SA y la propia ejecutora de las obras tomaron medidas inmediatas y extraordinarias. Por ese motivo se planificó que las obras de hormigonado en esta cota se harían en horario nocturno, cuando no hay tráfico ferroviario.

Polémica con Renfe

Por su lado, el consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Josep Rull, avanzó ayer que abrirá de inmediato un expediente a Renfe por las alteraciones «para garantizar que el servicio sea de máxima seguridad». Rull criticó que, pese a ser la titular del servicio, el Govern ha tenido conocimiento de este suceso, no por Renfe ni Adif, sino por los medios de comunicación, lo que consideró «inaceptable».

Poco después, Renfe salió a desmentir este punto aportado por Rull. Fuentes de la compañía explicaron que nada más cerciorarse de ello avisó a los responsables de la consejería de que las obras estaban provocando afectaciones en el servicio habitual de trenes y mostraron los mensajes de aviso a Efe y Ep. «Como siempre que hay incidencias relevantes», se mandaron SMS a los responsables de Territorio, apuntaron.