Imagen de una sala de espera llena en un hospital
Imagen de una sala de espera llena en un hospital - EFE/Brais Lorenzo

El Hospital Moisès Broggi cierra 68 camas en una situación de «colapso permanente»

La falta de recursos del hospital lleva a que los enfermeros tengan que atender a más de 30 pacientes a la vez

BarcelonaActualizado:

El comité de empresa del Hospital Moisès Broggi, ubicado en Sant Joan Despí (Barcelona), ha denunciado este viernes el cierre de 68 camas este verano cuando el servicio de urgencias está en una situación "de colapso permanente".

En un comunicado, los representantes de los trabajadores han informado de que ya denunciaron internamente esta "insostenible situación sin encontrar más allá que un asentimiento como respuesta".

Según han denunciado, algunos usuarios han pasado hasta cinco o seis días en un pasillo de urgencias, esperando una cama, lo que hace que el ratio de pacientes en este servicio aumente hasta más de 30 pacientes por enfermera en algunas ocasiones.

Con estos indicadores, "no podemos asegurar una asistencia de calidad, poniendo continuamente en riesgo tanto la seguridad del paciente como la salud física o psíquica del personal que trabaja en el servicio".

Los pacientes que acuden a urgencias del Moisès Broggi son ubicados en los pasillos por la falta de espacio, subraya el comité, quien denuncia además que es allí donde, "sin ninguna intimidad", se les explora, se les hacen pruebas, comen o duermen, se les cambia el pañal o hacen sus necesidades, "siendo observados por los ojos de otros usuarios o bien por múltiples personas que están acompañando a sus familiares".

Los trabajadores critican que lo que en un primer momento fue un hecho puntual, "que no puso en alerta a la dirección del centro, se ha convertido en una práctica de carácter habitual, normalizando así una situación inusual", afirma.

A esta situación se añade, dice el comité, "la fuga de personal, tanto de eventuales como de indefinidos, que se van a trabajar a otros centros porque se les ofrecen mejores condiciones laborales".

El Hospital Moisès Broggi, inaugurado en 2010 y construido con fondos públicos, está gestionado por el Consorcio Sanitario Integral, una entidad pública que presta servicios en Barcelona, l'Hospitalet de Llobregat y el Baix Llobregat, informa Efe.