Ada Colau, en el centro, presidiendo la Junta Local de Seguridad
Ada Colau, en el centro, presidiendo la Junta Local de Seguridad - ABC

Los hechos delictivos en Barcelona crecen un 9% en medio año

Ayuntamiento y Generalitat acuerdan reforzar la colaboración policial para atajar los robos con violencia en el espacio público y en locales comerciales, que suben preocupantemente

BarcelonaActualizado:

Más presencia policial visible en la calle, políticas más eficientes y la exigencia para endurecer el Código Penal y atajar la multireincidencia son las prioridades que la Junta Local de Seguridad de Barcelona ha determinado tras su primera reunión, celebrada este viernes y presidida por la alcaldesa Ada Colau y el conseller de Interior, Miquel Buch. Ambos responsables han reconocido la preocupación por los robos con violencia o intimidación en el espacio público, los hurtos y los robos con fuerza en establecimientos comerciales, los delitos que más crecen en la ciudad, y se han conjurado para revertir la situación.

En la reunión se ha hecho patente el auge de la inseguridad. Según cifras facilitadas este viernes, que los mandos policiales han revisado durante la sesión de trabajo, los hechos delictivos han crecido un 9% durante el primer semestre de 2019 en Barcelona, hasta un total de 115.014, lo que suponen 631 al día. Los robos violentos o con intimidación en la vía pública se han disparado hasta un 35%; ha habido 4.207, 23 al día. Todo ello a pesar de que las detenciones y la actividad policial también ha crecido. Los distritos más turísticos, Ciutat Vella y Eixample, son los que concentran la mitad de los casos.

“A los ladrones profesionales les sale a cuenta venir a Barcelona porque tras ser detenidos pagan la multa y salen a la calle de nuevo”, ha ejemplificado la alcaldesa Colau la situación actual. Para combatir este extremo, además de insistir en la necesidad de un endurecimiento penal, Generalitat y Ayuntamiento han acordado reabrir la oficina de atención ciudadana de plaza Cataluña y agilizar los trámites de recepción de multas.

También se han conjurado para reforzar las investigaciones policiales de las actividades delictivas que están cometidas por grupos criminales organizados, como los que tienen que ver con los narcopisos, la delincuencia en las zonas turísticas o los robos a base de tirones.

Colau-Buch

A la cita, presidida por Ada Colau y el conseller de Interior de la Generalitat, Miquel Buch, también ha participado activamente el nuevo teniente de alcalde de Prevención y Seguridad, Albert Batlle, así como el director general de los Mossos d'Esquadra, Andreu Joan Martínez, o la juez decana de Barcelona, Mercè Caso.

Como se supo este jueves, Interior ha propuesto también la incorporación de 320 agentes de los Mossos d’Esquadra a las tareas de patrullaje de Barcelona y la creación de un plan estratégico que cuente con agentes de todas las áreas que influyen en la ciudad, desde diferentes departamentos de la Generalitat y el Puerto o el Aeropuerto hasta las propias entidades vecinales y comerciales de la capital.

La Junta Local de Seguridad ha sido una de las primeras acciones que Ada Colau ha querido promover en su segundo mandato, en un claro gesto para intentar atajar el auge de la inseguridad y los delitos en Barcelona, un problema que para los ciudadanos es el más importante según el último Barómetro municipal hecho público a principios de julio.