Este jueves arranca en Barcelona la tradicional fiesta del Corpus Christi
Este jueves arranca en Barcelona la tradicional fiesta del Corpus Christi - ESGÉSIA DE BARCELONA

Guía para disfrutar del «Ou com balla» de Corpus Christi en Barcelona

La Ciudad Condal celebra una tradición con más de 600 años de historia

BarcelonaActualizado:

Este jueves arranca en Barcelona la tradicional fiesta del C orpus Christi. Hasta el próximo domingo, vecinos y turistas podrán disfrutar de una festividad religiosa con un profundo arraigo popular. Entre las actividades programadas destacan las más tradicionales, como las alfombras florales, «l’ou com balla» (la costumbre de hacer bailar un huevo con los chorros de fuentes y manantiales), y la procesión de figuras medievales como los capgrossos, celebrado en la ciudad desde el siglo XIV.

La mayor singularidad de esta festividad es «l’ou com balla». Esta tradición se remonta a 1444 y consiste en colocar un huevo de gallina sobre el chorro de agua de una fuente, de forma que voltee y «baile» sin caer. La fuente se adorna con flores y frutas del tiempo. Este vistoso espectáculo se puede ver en 17 patios y claustros repartidos por la ciudad, encabezados por la Catedral de Barcelona. El significado exacto de esta tradición es todavía desconocido: desde una metáfora sobre el ciclo de la vida hasta un simple juego medieval, explican desde el Arzobispado de Barcelona.

Además del «huevo», desde 1992, el Ayuntamiento de Barcelona organiza la procesión de «bestiari», símbolos ya de una amplia tradición popular de la Ciudad Condal. El desfile, que partirá el domingo desde el patio del Ayuntamiento, se añade a la procesión de fieles que sale después de la misa de Corpus de la Catedral. Estos compartiran protagonismo con el desfile de «gegants» y bestiario que llenarán las calles. Entre estos, los gigantes de la ciudad, los del Pi o los de Santa María del Mar, además de trabucaires, la Coronela o los Falcons, forman ya parte de un longevo patrimonio cultural.

Alfombras florales

Otra novedad de esta festividad es la incorporación de dos nuevas alfombras florales: una en la Parroquia de Sant Ramon de Penyafort y, la otra, la elaborada por el centro ocupacional del taller de Sant Camil en el Museo Etnológico y de Culturas del Mundo. Además, este año el cierre de la jornada coincide con la Flama del Canigó, por lo que se ha creado otra alfombra alusiva al fuego que llenará el domingo las playas por la celebración de San Juan. La jornada se ha convertido también en un pretexto para celebrar puertas abiertas. Los visitantes pueden descubrir este jueves el vestíbulo, las escaleras y la galería gótica de la Casa de la Ciudad, la sede principal del Ayuntamiento de la ciudad. El patio de ese mismo edificio albergará la exposición del Séquito de la Ciudad, formada por los "gegants" y el "bestiari" que saldrán en la procesión.