Una mujer en una de las patrullas de «Guardian Angels»
Una mujer en una de las patrullas de «Guardian Angels» - ABC

Así son los Guardian Angels, la nueva patrulla cívica «made in USA» que vigila el metro de Barcelona

Esta agrupación se une a las otras iniciativas vecinales surgidas de la inquietud por la inseguridad en la Ciudad Condal

Barcelona Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Un nuevo grupo de vecinos-activistas patrulla desde hace semanas por el metro de Barcelona para tratar de contrarrestar la ola de robos y peleas que azota la capital catalana desde hace meses. Son los «Guardian Angels», un grupo que emula las organizaciones civiles que desde hace décadas trabajan en los barrios más peligrosos de Nueva York.

ABC se ha puesto en contacto con sus impulsores, quienes resaltan que una de las principales características de los «Guardianes» es el uso de un curioso uniforme blanco y rojo con una importante función «persuasoria». «Ahora mismo somos cinco personas, uno es nuestro instructor de artes marciales», explica a este diario la portavoz del grupo, la norteamericana Nicole Orlando.

«Nos conocimos en una patrulla ciudadana y desde hace un mes estamos vigilando el metro de Barcelona. También vino un chico japonés de los 'Guardianes' del Bronx para formarnos», añade Orlando antes de resaltar que su meta es abarcar otros ámbitos más allá de la seguridad y la lucha contra carteristas y ladrones. «Queremos trabajar con MENAs y personas sin hogar», apunta tras asegurar que su método es menos agresivo e invasivo que el de otras patrullas vecinales.

Los «Ángeles Guardianes» fían buena parte de su actividad al uniforme característico que portan, que consta de una boina roja y una camiseta blanca con inscripciones. Asimismo, su intención es actuar al coger a algún delincuente 'in fraganti' pero no avanzarse aunque reconozcan a los carteristas. Con ello, marcan distancias con las «Patrullas» que desde hace meses vigilan con éxito el metro de la Ciudad Condal bajo las órdenes de Eliana Guerrero.