El juez Pablo Llarena ante el Tribunal Supremo la semana pasada - O. DEL POZO

La Escuela Judicial clama contra el «acoso» a Llarena y a su mujer, directora del centro

El claustro del centro rechaza «rotuntamente la intimidación» a la familia del juez

BARCELONAActualizado:

El claustro de profesores de la Escuela Judicial ha cargado contra la «intimidación» a la que desde algunos ámbitos del independentismo se ha sometido al juez Pablo Llarena y a su mujer, directora del centro.

«Rechazamos rotundamente todas las acciones y actuaciones que entrañan una manifiesta coacción, intimidación y acoso hacia la directora y su familia», afirman en un comunicado difundido hoy.

Recientemente, la Fiscalía Superior de Cataluña ha abierto una investigación por un mensaje desde un perfil de Twitter en el que se amenazaba al juez del Tribunal Supremo que investiga el proceso independentista y a su mujer: «No podrán salir a la calle a partir de ahora», decía el 'tuit'.

Tras esta amenaza, el fiscal superior de Cataluña, Francisco Bañeres, ordenó a los Mossos d'Esquadra que desplegaran las medidas de protección personal necesaria para Llarena y para su familia. Este mensaje señalaba directamente a la mujer del juez -directora de la Escuela Judicial- mencionando su nombre completo, lugar de trabajo y lugar de residencia.

No fue la única amenaza que Llarena recibió durante los últimos días después de decidir encarcelar de forma preventiva a varios líderes independentistas por su papel en el «procés». Activistas de Arran -agrupación juvenil próxima a la CUP- hicieron pintadas cerca de la residencia que el juez tiene en el pequeño municipio de Das (Gerona) que lo tachan de «fascista».