La portavoz de Arran, Adriana Roca, este miércoles en Barcelona
La portavoz de Arran, Adriana Roca, este miércoles en Barcelona - ABC

Nueva oleada de turismofobia antisistema en Barcelona

Un colectivo de «juventudes libertarias» ataca un autobús turístico mientras arran pide cerrar el consorcio de turismo

BarcelonaActualizado:

Desde hace ya varios años la llegada del verano trae consigo la aparición de acciones contra la actividad turística en Barcelona. Así, mientras la alcaldesa Ada Colau trata de moderar sus críticas a un sector fundamental para la economía de la capital catalana las organizaciones anticapitalistas ligadas a la CUP y la «izquierda independentista» multiplican sus ataques a la infraestructura hostelera y los monumentos de la Ciudad Condal.

Este martes por la noche jóvenes encapuchados atacaron un autobús turístico de la compañía municipal TMB. Arrojaron varios globos llenos de pintura blanca que impactaron contra la carrocería del vehículo y contra ocho de los pasajeros que iban en el autobús. Según han informado a Efe fuentes de la empresa, el suceso ocurrió poco antes de las 20.00 horas de ayer en la parada del autobús turístico situada en la plaza Kennedy, al pie de la avenida del Tibidabo de Barcelona, en la zona alta de la ciudad.

Los dos encapuchados se acercaron al autobús mientras estaba estacionado en la parada y le arrojaron los globos llenos de pintura y pegaron también en la carrocería varios adhesivos con el lema: «El turismo mata a los barrios» escrito en varios idiomas. Tras su acción, los dos encapuchados huyeron corriendo. Los ocho pasajeros del autobús, todos turistas, fueron atendidos en los locales de Turismo de Barcelona, donde les facilitaron ropa de recambio y les ofrecieron la asistencia que necesitasen.

Hacia las 21.00 horas, los responsables de la compañía interpusieron una denuncia por los hechos ante los Mossos d'Esquadra, que esperan ampliar en las próximas horas con la valoración de los daños causados, tanto en la carrocería del autobús como en la interrupción del servicio del vehículo afectado, cuyo parabrisas quedó completamente embadurnado de pintura. El colectivo Batzac Joventuts Llibertàries ha colgado en su perfil de twitter una fotografía del autobús atacado en el que defiende que: «este autobús no pinta nada aquí», acompañado de un escrito que argumenta que «el turismo comporta: subida de precios, expulsión del vecindarios, pérdida de economías locales, aumento de la precariedad laboral... entre otros».

Acoso al Consorcio

Arran también se ha sumado a las acciones contra el sector turístico. Así las cosas, las juventudes de la CUP -formación que se quedó fuera del Ayuntamiento tras las elecciones del 26-M al perder sus tres ediles- se han encadenado a las puertas del Consorcio de Turismo de Barcelona. Varios activistas antisistema -entre ellos la líder de la agrupación, Adriana Roca,- han protestado ante las oficinas del consorcio y han encendido bombas de humo. Desde allí, han exigido el cierre de la institución publico-privada. Finalmente, los manifestantes han sido desalojados por los Mossos d'Esquadra en una actuación que han calificado de «desproporcionada».