Ernest Maragall, durante el pleno de investidura de Ada Colau
Ernest Maragall, durante el pleno de investidura de Ada Colau - AFP

ERC encaja con amargura su derrota en Barcelona

Los de Oriol Junqueras gobernarán en 359 pueblos catalanes, pero el fracaso ante Ada Colau pesa más

BarcelonaActualizado:

ERC ha visto este sábado como su sueño de hacerse por fin con la alcaldía de Barcelona se le escapaba definitivamente de las manos. Esta situación ha impregnado el discurso del alcaldable republicano, Ernest Maragall, quien ha reprochado a la alcaldesa Ada Colau que haya antepuesto el cargo a las convicciones al decantarse por un pacto con el PSC y el respaldo de tres concejales del grupo que lidera Manuel Valls, auspiciado por Ciudadanos, en lugar de optar por una coalición con los de Oriol Junqueras.

«La alcaldía pesa más», ha aseverado un cabizbajo Maragall, que ha afirmado que pese a no ostentar la alcaldía está dispuesto a «gobernar desde la oposición». En su discurso en el pleno constitutivo del Ayuntamiento de Barcelona el edil ha señalado que los 21 votos necesarios para repetir en la alcaldía han pesado más que «toda lógica democrática y que las convicciones progresistas y republicanas» de las que hace bandera Colau.

Maragall también ha advertido de que su actitud en la oposición no será amistosa con la alcaldesa. «Que nadie pretenda explicarnos nada sobre cuál debe ser nuestro rol ahora. No necesitamos caricias ni consejos interesados. No seremos aliados dóciles de un supuesto progresismo intocable o indiscutible. No nos tiendan las manos, por favor; hoy, no», ha afirmado con contundencia Maragall antes de emocionarse al recordar a su hermano, el exalcalde olímpico Pasqual Maragall.

Éxito amargo de ERC

Este sábado de plenos de investidura en los municipios de toda España ha sido agridulce para ERC. No en vano, mientras veían como se les escapaba de las manos la capital catalana constataban el éxito de su estrategia para arrogarse los gobiernos municipales de cientos de pueblos y ciudades en toda Cataluña tradicionalmente dirigidos por el PSC o la antigua Convergència. Según un comunicado de los de Oriol Junqueras, el partido ha logrado 3.114 ediles y 359 alcaldías. «Una cifra histórica», apuntaban tras apuntar que en las elecciones de mayo el partido ha experimentado un crecimiento que contrasta «claramente» con la caída de socialistas y neoconvergentes. En 2015, ERC obtuvo 259 alcaldías.